Público
Público

Gay ayudó a Estados Unidos a batir a Jamaica en el relevo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tyson Gay, el mejor velocista mundial del año, contribuyó con su tercera posta a la victoria de Estados Unidos sobre Jamaica en el revelo 4x100, carrera que clausuró la reunión de Zúrich, la penúltima de la Liga de Diamante.

El cuarteto formado por Trell Kimmonds, Wallace Spearmon, Tyson Gay y Mike Rodgers acreditó la mejor marca mundial del año (37.45) para batir por 31 centésimas a una Jamaica sin sus dos mejores velocistas, Usain Bolt y Asafa Powell.

El estadounidense David Oliver, medallista olímpico de bronce en 110 metros vallas, refrendó su hegemonía del año en la prueba con una marca de 12.93 aunque volvió a fallar su gran objetivo de la temporada, el récord mundial de Dayron Robles.

En ausencia del cubano, plusmarquista mundial con 12.87 desde hace dos años, que canceló una temporada plagada de lesiones, Oliver ser dejó un par de centésimas en la salida (partió en 163 milésimas) y pese a su poderosa aceleración se quedó a seis centésimas del récord. El jamaicano Dwight Thomas fue segundo en 13.25.

El 16 de julio pasado Oliver se había quedado en París a dos centésimas de la plusmarca mundial, con un tiempo de 12.89.

La reunión de Zúrich no pudo contar, esta vez, con ninguno de los tres grandes de la velocidad. El programa no incluía la carrera de 100 metros, y en la de 200 no estuvieron Usain Bolt y Asafa Powell (lesionados) ni Tyson Gay, que sólo compitió en relevos.

Gay, que el pasado 6 de agosto en Estocolmo infligió a Bolt su primera derrota en dos años, decidió reservarse para Bruselas, donde confía en mejorar su marca del año (9.78).

En ausencia de los tres grandes pesos, Wallace Spearmon, viniendo desde atrás, batió con una marca de 19.79, récord de la reunión de Zúrich, al jamaicano Yohan Blake (19.86) y se llevó a casa el diamante.

En la carrera femenina de 100 metros, la jamaicana Veronica Campbell, dos veces campeona olímpica de 200 y una vez del hectómetro, batió por milésimas a la estadounidense Carmelita Jeter. Las dos se arrojaron sobre la raya de meta y acreditaron un tiempo de 10.89, pero la foto de llegada dio el triunfo a Campbell.

El estadounidense Jeremy Wariner se alzó con el diamante en 400 metros al batir con 44.13 al jamaicano Jermaine Gonzales, cuya progresión en la recta final fue insuficiente ante la ventaja con que salió Wariner de la curva.

También el 400 femenino registró victoria estadounidense. Allyson Felix mantuvo invariable su ritmo y superó en la recta a todas sus rivales con una marca de 50.37 que le dio el primero de los dos diamantes a los que aspira. En Bruselas podrá ganar el segundo, en la distancia de 200.

En 3.000 m. obstáculos, al keniano Paul Kipsiele Koech le bastó el segundo puesto para asegurarse el diamante. Su compatriota Ezekiel Kemboi, campeón mundial, le batió con claridad en la última vuelta (8:01.74), y el francés Bob Tahri logró un estimable tercer puesto por delante de cuatro africanos, mientras su compatriota Mahiedine Mekhissi, campeón de Europa, fue octavo.

La última carrera individual del mitin, los 5.000 metros, otorgó el diamante al etíope Imane Merga aunque llegó por detrás de su compatriota Tariku Bekele, vencedor en 12:55.03 con un ataque sostenido en la última vuelta.

En longitud, el estadounidense Dwight Phillips obtuvo una cómoda victoria con 8,20 en una prueba de escaso nivel.

La brasileña Fabiana Murer se aseguró también el triunfo absoluto en pértiga al batir a la rusa Svetlana Feofanova con un salto de 4,81.

La Weltklasse de Zúrich, primera de las dos finales de la Liga de Diamante (la otra es Bruselas, el 27 de agosto), entregó los 16 primeros trofeos y los 40.000 dólares a los vencedores de dieciséis disciplinas que concluyen en el estadio Letzigrund.