Público
Público

Ser gay ya no es delito en Nueva Delhi

India da el primer paso para despenalizar la homosexualidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La homosexualidad no podrá ser perseguida por ley en Nueva Delhi de ahora en adelante. El Alto Tribunal de la capital india ha dictaminado que el sexo entre personas del mismo género ya no es delito. De este modo, rechaza el artículo 377 del Código Penal indio, que considera una 'ofensa anti natura' las relaciones homosexuales.

Ocho años de espera han valido la pena para los grupos en defensa de los derechos civiles que interpusieron la demanda contra el citado artículo, por el que se puede condenar hasta 10 años de cárcel a gays y lesbianas. Esta sentencia histórica ha resquebrajado la legislación heredada del colonialismo británico, aunque podría ser apelada ante el Tribunal Supremo. De hecho, el dictamen es válido sólo en la capital. Para que se aplicara en todo el país, haría falta un fallo del Tribunal Suprema o un cambio de ley del Gobierno.

A lo largo de 105 páginas, los magistrados consideran que el artículo 377 es contrario a la igualdad de los individuos ante la ley afirmada por la Constitución del país asiático. 'Aquellos a quienes la mayoría de la población considera diferentes no pueden ser excluidos o aislados', reza la sentencia, porque se trata de 'una violación de los derechos fundamentales'.

Aunque en raras ocasiones se aplique la pena, los gays en India sufren frecuentes extorsiones económicas y abusos por parte de la policía a causa de esta norma. En una sociedad profundamente tradicional, donde la sola mención del sexo es tabú, la homosexualidad está muy reprimida.

Los activistas también denuncian que el artículo obstaculiza la lucha contra el sida. 'Como las campañas contra el sida sólo se dirigen a parejas heterosexuales, muchos hombres creen que mantener relaciones sexuales con otro hombre sin protección no implica ningún riesgo', explica Anjali Gopalan, directora de la Fundación NAZ.

'Hemos ganado', afirma eufórico el artista plástico Sunil Gupta, quien lleva años luchando por la visibilidad social de los homosexuales indios. La comunidad india gay salió a la calle de las principales ciudades del país para celebrar el fallo.

Esta decisión judicial abrirá un debate más amplio para la reforma de la ley. Por el momento, clérigos islámicos y obispos católicos han condenado la homosexualidad. Ahora, el Gobierno indio se verá obligado a escuchar al Alto Tribunal de Delhi y al resto de la sociedad.