Público
Público

Los gays italianos se movilizan contra las polémicas palabras de Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los homosexuales italianos han decidido movilizarse contra las polémicas declaraciones del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, quien dijo que es mejor que le gusten las mujeres que ser gay, para salir al paso del último escándalo de índole sexual en el que se ha visto envuelto.

El principal colectivo homosexual de Italia, Arcigay, informa hoy en un comunicado de las distintas concentraciones que han convocado para el viernes, el sábado y el lunes próximos en distintas ciudades del país, para expresar así su repulsa por las declaraciones de Berlusconi, que califican de 'homófobas'.

'Hemos movilizado a los comités territoriales y la respuesta de decenas de ciudades ha sido decidida y clara', afirma en la nota el presidente de Arcigay, Paolo Patanè.

'Un jefe de Gobierno -añade- no puede permitirse ofender la dignidad de homosexuales, lesbianas y transexuales y de las mujeres. Estamos a la espera de que sobre el comentario homófobo de Berlusconi se exprese el Consejo de la Unión Europea como ha pedido la eurodiputada Sonia Alfano', del opositor partido Italia de los Valores (IDV).

Arcigay ha convocado una rueda de prensa para ilustrar las iniciativas mañana en la ciudad de Catania (Sicilia), en la que además se celebrará una concentración ante la sede del partido Pueblo de la Libertad (PDL), liderado por Berlusconi.

Otras concentraciones tendrán lugar ese mismo día en Palermo (Sicilia), Pisa y Rávena.

El sábado las concentraciones se sucederán en Agrigento (Sicilia), Bérgamo, Florencia, Génova, Livorno, Pavía, Pesaro, Pistoya y Rímini.

En la localidad de Verona está prevista una movilización en forma de 'flash mob' el sábado y el lunes, a las 09.30 horas (08.30 GMT), Arcigay y otros colectivos sociales se han dado cita en Milán ante el edificio que acogerá el Congreso Nacional de la Familia, que inaugurará el propio Berlusconi.

'Nos esperamos expresiones de solidaridad a todos los niveles, la misma solidaridad que seguimos recibiendo a través de cartas, correos electrónicos y llamadas telefónicas de ciudadanos de toda orientación sexual que no se identifican con la institución individualista, de corte privado y tosca de Silvio Berlusconi', afirma Arcigay en la nota.