Público
Público

Gaza está al borde del desastre humanitario, dice la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Suleiman al-Khalidi

Gaza se enfrenta a una "catástrofe" humanitaria si Israel sigue evitando que la ayuda llegue al territorio al bloquear sus pasos fronterizos, dijo el viernes la jefa de la principal agencia humanitaria de Naciones Unidas para los palestinos.

Karen AbuZayd, comisionada general de la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés), dijo que la cantidad de cruces fronterizos para la entrada de bienes de Gaza cerrados este mes era la peor desde un levantamiento palestino ocho años atrás.

"Ha estado cerrado por mucho más tiempo que antes (...) y no tenemos nada en nuestros depósitos (...) será una catástrofe si esto persiste, un desastre", dijo AbuZayd, cuya agencia es el organismo más grande de ayuda que entrega servicios a los refugiados palestinos.

Israel cerró los cruces después de que milicianos palestinos respondieran con disparos diarios de cohetes a una incursión del Ejército israelí el 4 de noviembre al territorio controlado por Hamás, donde regía un alto el fuego de cinco meses mediado por Egipto.

Actualmente, la UNRWA entrega raciones para 820.000 personas clasificadas como refugiados y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas ayuda a unas 200.000 personas extra, dijo a Reuters AbuZayd en Amán.

"A menudo nos llevan al límite pero nunca nos han dejado realmente asustados sobre si mañana vamos a tener comida o no", indicó AbuZayd.

Israel había restringido la entrada de bienes a Gaza a pesar de la tregua, que llama a los extremistas a suspender los ataques con cohetes a cambio de que Israel alivie su embargo al territorio.

"Esta vez durante toda esta tregua desde junio ninguno de nosotros ha sido capaz de traer nada extra para crear una reserva, así que no tenemos nada a qué recurrir", dijo.

Agregó que había personas limpiando los depósitos porque ahora estaban vacíos.

Israel también retuvo entregas del combustible financiado por la Unión Europea para la planta eléctrica, que genera cerca de un tercio de la electricidad consumida por los habitantes de Gaza. El resto viene de Israel, que mantenía su suministro, y Egipto.