Público
Público

Gazprom cancela un proyecto para una planta de gas licuado al que aspiraba Iberdrola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La corporación rusa Gazprom anunció hoy la cancelación del proyecto de construcción de una planta de gas licuado (LNG, siglas en inglés) en la ciudad de San Petersburgo, al que aspiraba la compañía eléctrica española Iberdrola.

"Un análisis detallado del proyecto 'Baltic LNG' muestra que la construcción del Gasoducto de Europa del Norte (NEGP) y la explotación del yacimiento de Shtokman son proyectos más competitivos", aseguró Alexéi Miller, presidente de Gazprom, citado por las agencias rusas.

Por esa razón, añadió, Gazprom "ha tomado la decisión de centrar los principales recursos de la compañía en la realización, concretamente, de estos dos proyectos prioritarios".

Al parecer, la razón de la renuncia de Gazprom al proyecto es que éste exigía la ampliación de la infraestructura gasística en la región noroccidental de Rusia, lo que conllevaba una alza del coste del gas hasta 100 dólares por cada mil metros cúbicos.

En septiembre pasado, el Consejo de Directores de la corporación ya ordenó un análisis más detallado sobre la rentabilidad financiera del proyecto.

El coste del proyecto Baltic LNG, cuya planta debía construirse en las afueras de la segunda ciudad rusa, se estimaba en 3.700 millones de dólares.

Gazprom tenía previsto que la planta produjera 5 millones de toneladas de gas licuado anuales durante los próximos 30 años a partir de 2011-12.

La prensa rusa había informado el pasado año de que Iberdrola tenía posibilidades de ganar el concurso para la construcción conjunta con Gazprom de esa central en la antigua capital imperial rusa.

Otros pretendientes al proyecto eran la compañía india Suntera, los británicos British Petroleum y BG Group, la argelina Sonatrach, la malaya Petronas, la italiana Eni, la japonesa Mitsubishi y PetroCanada.

Otra compañía española, Repsol, firmó un principio de acuerdo con Gazprom en octubre de 2006 para estudiar el posible desarrollo de varios proyectos conjuntos de gas y petróleo en Europa, Latinoamérica y África, incluido el gas licuado.

Uno de los proyectos en los que Gazprom centrará sus energías es el NEGP, el mayor gasoducto del continente que suministrará gas a Alemania y otros países europeos a partir de 2010, con un coste aproximado de 6.000 millones de euros.