Público
Público

Gbagbo denuncia un complot de Francia y EEUU para instalar a Ouattara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Laurent Gbabgo denunció "un complot" de Francia y Estados Unidos contra él para instalar en la presidencia de Costa de Marfil a Alassane Ouattara, a quien la comunidad internacional considera el vencedor de las elecciones del pasado 28 de noviembre.

"Hay un complot que pretende instalar en el poder a Ouattara", señaló Gbagbo en una entrevista publicada hoy por el diario francés 'Le Figaro' e identificó a los principales actores de esas supuestas maniobras para deponerlo: "Sobre todo el embajador de Francia y el embajador de Estados Unidos".

De acuerdo con su versión, fueron los dos diplomáticos los que fueron a buscar al presidente de la Comisión Electoral Independiente, Youssouf Bakayako, para proclamar que el vencedor en los comicios presidenciales de noviembre había sido Ouattara.

Preguntado por la amenaza de la Comunidad Económica de Estados de África del Oeste (CEDEAO) de recurrir a la fuerza para apartarlo del poder, Ggagbo dijo que toma "en serio las amenazas" pero que sigue "tranquilo".

"La gente puede equivocarse. Pero también han decidido enviarme una delegación. Habría que haber empezado por ahí, nos habríamos evitado muchos malentendidos", comentó en relación con la misión de la CEDEAO que va a trasladarse mañana a Costa de Marfil para tratar de resolver la crisis con los dos grandes protagonistas.

Rechazó las acusaciones de la ONU de que se hayan producido 173 muertos en los enfrentamientos entre sus fuerzas y los seguidores de Ouattara, con secuestros y ejecuciones de muchos de éstos, y consideró que son una maniobra de distracción.

"El fondo del debate ahora es quién fue elegido. Y como no se quiere ese debate, se habla de obstáculos a los derechos humanos, de asesinatos", indicó antes de anunciar que va a ordenar a su ministro de Justicia que investigue.

"Si hay un desorden interior, una guerra civil, habrá riesgos, porque no vamos a dejar que se pisotee nuestro derecho, nuestra constitución, hay que sacar esa idea de la cabeza de la gente", subrayó antes de apostillar: "No tenemos miedo. Somos nosotros los agredidos".