Público
Público

Gelman, "Che" Guevara y la "Venus de Milo", juntos en la Feria del Libro de Pekín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Títulos de Juan Gelman, una copia de la "Venus de Milo", un manual de seducción y una obra que relata los últimos días del "Che" Guevara se citan en Tianjin junto con más de 200.000 títulos en la decimoquinta Feria Internacional del Libro de Pekín que hoy concluye.

"Supongo que la habrán desplazado por los Juegos Olímpicos", apunta Rosario López, representante del Ministerio de Cultura, en un intento por explicar que la Feria Internacional del Libro de Pekín (BIBF, siglas en inglés) se celebre en Tianjin, a 140 kilómetros al sureste de la capital.

De todos modos, la feria sigue recibiendo un buen número de visitantes, "100.000 al día", según una empleada de la organización, que pasean por los 35.000 metros cuadrados en los que se reparten expositores de 2.000 editoriales de 51 países.

"Este año menos, por ser en Tianjin", admite la empleada.

El pabellón de España expone mil títulos en numerosos expositores que, como todos en la feria, no están a la venta y se donarán a la biblioteca del Instituto Cervantes de Pekín.

"Las editoriales traen los libros que les interesa importar, pero nosotros traemos la literatura iberoamericana actual", continúa López.

Así lo atestigua la estantería destinada exclusivamente al Premio Cervantes de 2007, el argentino Juan Gelman.

Entretanto, los visitantes, en su mayoría locales, se acercan a curiosear los puestos españoles.

"Hacen fotos a los libros, incluso página por página. Hasta nos han robado libros", coinciden varios trabajadores del pabellón, que velan por evitar el pirateo de sus obras.

En el exterior del recinto, como si de una reedición de los Juegos Olímpicos se tratase, la reventa de invitaciones hace furor entre los ciudadanos locales, que no quieren esperar al último día, abierto al público general.

Grecia, país invitado de honor de la BIBF 2008, ha aprovechado también el tirón olímpico y dispone en su pabellón de varios libros del evento griego por antonomasia, en el que varios editorialistas chinos parecen interesados.

Los cuentacuentos, las conferencias y una copia de la "Venus de Milo" se mezclan con productos típicos griegos en un pabellón que cederá el testigo el año próximo a España como "honour guest".

"Este año han venido 20 editoriales españolas, pero para el año que viene calculo que vendrán unas cuarenta", aventura Maricruz Moreno, representante de la Federación de Gremios de Editores de España.

Moreno explica que, por el momento, los libros que mejor aceptación tienen en China son los infantiles y los de diseño.

Para el resto de las obras, la aceptación parece más complicada, "pero es un mercado que nos interesa a largo plazo", agrega.

Hay algunos casos excepcionales, como "Che Guevara: vida, muerte y resurrección de un mito", del boliviano Reginaldo Ustariz, un médico que acompañaba al guerrillero argentino cuando fue capturado.

"El año pasado vinimos con 'espectativa cero', y vendimos los derechos de estos dos libros", señala Santos Rodríguez, de la editorial Nowtilus, mientras muestra el libro del "Che" y "Sex Code", del español Manuel Luna.

Este último, explica Rodriguez, "es un libro para aprender a ligar, un manual de seducción" que ya cuenta con su traducción en chino, la primera para esta editorial.

"Antes de venir a China me explicaron que por el 'boom' de la construcción había muchos hombres solos en las ciudades, así que pensé que podría funcionar", continúa, satisfecho por su acierto.

Este año, sin embargo, el interés de los chinos parece haberse centrado en la historia, como demuestra la atención que ha despertado en los editorialistas locales "Operación Valkiria", de Jesús Hernández, sobre el complot alemán para asesinar a Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.