Público
Público

Un gen del autismo genera conexiones distintas en el cerebro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Julie Steenhuysen

Una cantidad excesiva de conexiones enel lóbulo frontal del cerebro explicaría algunos de losproblemas de aprendizaje que sufren las personas autistas,informaron investigadores estadounidenses.

El equipo señaló que los niños autistas portadores de ungen que aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad tendríanmuchas más conexiones cerebrales en el lóbulo frontal, el áreadel cerebro que rige el aprendizaje.

Pero también tendrían menos conexiones con otras partes delcerebro, un hallazgo que explicaría cómo esa variación genéticareconecta el cerebro de manera diferente en esos pacientes.

"Esta es una pieza clave del rompecabezas que estábamosbuscando", dijo el doctor Daniel Geschwind, de la University ofCalifornia en Los Angeles, que participó del estudio publicadoen la revista Science Translational Medicine.

"Ahora podemos empezar a revelar el misterio de cómo losgenes reacomodan los circuitos cerebrales en el autismo y otrostrastornos neurológicos asociados", añadió.

El autismo es una enfermedad cerebral compleja y misteriosaque suele diagnosticarse en la niñez y dificulta la interacciónsocial y la comunicación. La alteración puede ser leve agrave.

El equipo de Geschwind utilizó imágenes por resonanciamagnética funcional para estudiar el cerebro de 32 niñosmientras realizaban tareas de aprendizaje. Sólo la mitad eraautista.

Los autores midieron la fuerza de las conexiones cerebralesmientras los niños trabajaban y hallaron que los portadores dela versión CNTNAP2 del gen del autismo tenía conexiones muysólidas en el lóbulo frontal, pero más débiles con el resto delcerebro.

"En los niños portadores del gen, el área frontal delcerebro se comunicaría sólo consigo misma. No se comunica tantocon otras partes del cerebro y carece de conexiones de largoalcance con la parte posterior", dijo Ashley Scott-Van Zeeland,ahora del Scripps Translational Science Institute.

Dado que esa versión del gen es común en las personassanas, el equipo estudió su influencia en 40 niños sin autismo."Vimos el mismo patrón. Los niños portadores del gen tambiéntenían las mismas conexiones adicionales en el lóbulo frontalque los niños con autismo", manifestó la experta.

Scott-Van Zeeland indicó que, aunque más de un gen causaautismo, el CNTNAP2 permite explicar una parte del problema.

En Estados Unidos, los trastornos del espectro autistaafectan a uno de cada 110 niños, cuatro veces más a los varonesque a las mujeres.

"Un tercio de la población es portadora de esa variación ensu ADN. Es importante recordar que ese gen solo no causa elautismo, sino que eleva el riesgo de desarrollar laenfermedad", apuntó Geschwind.