Público
Público

General Motors revisará hoy el plan de reducción de producción y el ajuste laboral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Comité Restringido Europeo de General Motors (GM), constituido por cinco directivos y otros tantos representantes sindicales, se reunirá hoy en Russelheim (Alemania) para revisar el plan de reducción de producción y el ajuste laboral en todas sus plantas europeas, incluida la de Figueruelas (Zaragoza).

A la reunión asistirá en representación española el responsable de la sección sindical de UGT en la factoría zaragozana, Pedro Bona, quien estará acompañado de otros cuatro representantes sindicales -un alemán, un inglés, un belga y un sueco-, mientras que el equipo directivo estará encabezado por el presidente de GM Europa, Carl Peter Foster.

El encuentro es de gran importancia para la fábrica de Figueruelas (Zaragoza), donde la dirección ha presentado un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) de diecisiete días a lo largo de 2009 para la totalidad de la plantilla, compuesta por 7.500 personas, sin el acuerdo del Comité de Empresa.

La Dirección General de Trabajo del Gobierno de Aragón debía decidir antes del 3 de enero si aprobaba el ajuste laboral en las condiciones presentadas por la compañía, pero finalmente se decidió prolongar el periodo de negociación hasta el día 9 a la espera de conocer posibles cambios en la reunión de mañana en Alemania.

El desacuerdo se ha producido porque el Comité de Empresa de Figueruelas reivindica para el nuevo ajuste laboral las mismas condiciones que las acordadas en el anterior ERE -puesto en marcha en noviembre para 600 puestos de trabajo durante un año-, pero la dirección española argumenta que debe plegarse a las condiciones que GM Europa ha marcado para el conjunto de sus plantas.

En la negociación del nuevo expediente, la dirección ofreció complementar la prestación por desempleo de los trabajadores con el 10 por ciento del salario bruto de tablas, mientras que el Comité insistió en que, al igual que en el anterior ERE, la suma del complemento y del desempleo debe alcanzar el 80 por ciento del salario bruto de tablas y el 80 por ciento de la antigüedad.

El Comité de Empresa, que se niega en rotundo a que se reduzcan las prestaciones pactadas en el anterior ERE y ha pedido al Gobierno de Aragón que rechace el expediente, está ahora a la espera de conocer si la dirección europea revisa al alza las condiciones, o si permite que se negocien acuerdos locales en cada una de las plantas.

GM ha planteado una reducción de producción generalizada en todas sus plantas europeas, cifrada en al menos el 20 por ciento, y un recorte de los costes laborales del 10 por ciento para hacer frente a la crisis financiera de la multinacional y a la caída de la demanda que afecta a todo el sector automovilístico.

En el caso de Figueruelas, que el pasado año cerró con una producción de en torno a 430.00 vehículos, un 12 por ciento inferior a la de 2007, la planta se enfrenta en 2009 a un nuevo recorte del 26 por ciento, hasta las 318.000 unidades.