Público
Público

General Motors tampoco venderá Saab

Esta vez es la parte compradora, Koenigsegg, la que cancela la operación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Donde las dan las toman. Hacía seis meses que General Motors negociaba la venta de Saab con el fabricante sueco de coches deportivos Koenigsegg, hasta cerrar un acuerdo en agosto. Pero los compradores cancelaron ayer el pacto.

La situación es simétrica a la provocada por la propia General Motors con la venta de Opel, a la que renunció tras llegar a un preacuerdo con Magna.

Koenigsegg justificó su marcha atrás por los retrasos continuos en el cierre definitivo del acuerdo, previsto para septiembre. Los retrasos, debido a las dificultades en la financiación de la compra de la firma sueca, han causado 'riesgos e inseguridades que impiden realizar con éxito el nuevo plan de negocio' de Saab, explicó el director general de Koenigsegg, Christian von Koenigsegg. Con una empresa que factura 10 millones anuales y 50 empleados, inversores suecos habían puesto en entredicho su capacidad para adquirir Saab, con una deuda de 1.000 millones, y 4.000 empleados.

El presidente de GM, Fritz Henderson, afirmó que analizará la situación para decidir qué hacer con Saab. A la vez se mostró 'muy decepcionado' por una decisión 'repentina' que anula un trabajo 'muy duro durante varios meses'.

Por otra parte, el presidente de Ford en España, José Manuel Machado, afirmó que sin las ayudas a la compra de coches, en Europa hubieran desaparecido dos marcas.