Público
Público

La Generalitat cerrará 2010 con un déficit de un 0,9% superior al objetivo previsto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Generalitat cerrará el ejercicio económico de 2010 con un déficit entre un 0,7% y un 0,9% por encima del objetivo de estabilidad presupuestaria, y con una deuda total de esta administración, incluidos sus organismos y entidades dependientes, de 40.607 millones de euros.

Estos datos aparecen recogidos en el documento sobre la situación financiera de la Generalitat que el presidente en funciones, José Montilla, ha entregado hoy al presidente electo, Artur Mas, durante la reunión que han mantenido en el Palau de la Generalitat para preparar el traspaso de poderes.

El documento, al que ha tenido acceso Efe, detalla que la desviación de la ejecución presupuestaria de 2010 sobre los objetivos de estabilidad será entre un 0,7% y el 0,9% superior debido sobre todo a la caída de los ingresos y a un mayor gasto en sanidad "motivado en buena parte por el retraso en la aplicación de las medias de contención acordadas por el gobierno central".

El último objetivo de déficit presupuestario de la Generalitat para 2010 era de 4.700 millones de euros, un 2,40% del PIB., al que ahora habría que sumar esta horquilla de desviación.

El déficit de la Generalitat contabilizado hasta el mes de noviembre se eleva a 3.845 millones de euros, lo que representa un 1,97% del PIB, aunque el documento advierte que esta cifra se elevará notablemente en diciembre "en el que tradicionalmente se concentra la contabilidad de un elevado volumen de gasto".

Respecto a la deuda prevista para final de 2010, el documento la cifra en 31.914 millones, aunque al incluir las cantidades de entidades dependientes no financieras se eleva a 37.076 millones, y en el caso de sumar la deuda de las entidades financieras, como el Institut Català de Finances y el Institut Català del Crèdit Agrari, la cantidad total se eleva a 40.607 millones.

En todo caso, estos 40.607 millones se encuentra dentro del margen previsto en los Presupuestos del 20110 -la Generalitat funcionará los próximos meses con presupuestos prorrogados- con lo que no se ha producido un sobreeendeudamientos, ni siquiera con la emisión de bonos a particulares por valor de 3.000 millones de euros que se llevó a cabo este año.

Además de esta deuda el tripartito reconoce en su informe de traspaso de poderes otros importes pendientes de pago por censos, confirming y pagos a terceros por valor de 2.864 millones.

Respecto a las necesidades de tesorería que requerirá la Generalitat para el primer año de vuelta al poder de CiU, éstas suman 8,788 millones.

De esta cifra, 4.489 son los vencimientos de deuda previstos, donde se incluiría el retorno del principal de los 3.000 millones en bonos, lo que supone en calendario de vencimientos relativamente cómodo.

Además hay que sumar a esta cantidad 2.840 millones de déficit de tesorería, derivado de déficit presupuestario previsto, y añadir otros 2.459 millones por variaciones en los activos financieros.

Por último se señala que la disponibilidad de Tesorería de la Generalitat que deja el conseller de Economía Antoni Castells es de 1.987 millones, es decir que esta cifra es lo que queda en la caja de la administración catalana, un dato importante tras una campaña electoral en la que una de las frases más repetidas fue que se encontraría "la caja vacía".