Público
Público

La Generalitat defiende los castells como una herramienta de cohesión social

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Generalitat considera que la práctica centenaria de los 'castells' (torres humanas), que aspira a ser en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Unesco, es una herramienta de integración y cohesión social.

Según ha asegurado en una entrevista con Efe el director de Cultura Popular y Tradicional, Ramon Fondevila, la práctica de levantar 'castells' "encaja muy bien con el aspecto de preservar los tesoros inmateriales de la humanidad, a la vez que articula y cohesiona grupos diversos de personas".

Se trata, en su opinión, de "una herencia del pasado, y tenemos que preservar esos tesoros inmateriales, pero sobre todo tiene proyección de futuro y sirve para trabajar una serie de valores añadidos".

Fondevila sostiene que suponen "una herramienta de cohesión porque agrupan a gente diversa, de distinta condición social, con idiomas diferentes y que comparten y se encuentran haciendo 'castells'".

Levantar estas torres humanas es una práctica centenaria que estaba muy territorializada en lo que se conoce como la Cataluña Nueva (El Vendrell, Valls y Tarragona) y que a partir de la década de los años ochenta del siglo pasado "crece y se amplía".

Con el paso del tiempo, narra Fondevila, "nos hemos encontrado con que en los grupos de 'castells' hay personas que no piensan ni hablan de la misma manera, ni tienen las mismas costumbres, pero que se encuentran en torno a esa práctica y eso es un elemento de gran integración".

Hay otros países, como la India y Japón, que practican una variante de las torres humanas, y otros que los han incorporado recientemente, como Chile, en cuya colonia metropolitana hay seis institutos de secundaria que levantan 'castells'.

"No somos los únicos", señala Fondevila, que considera que esta práctica no supone sólo un "ejercicio de catalanidad", sino que reflejan "el esfuerzo de un conjunto de personas, que han de tener conciencia de grupo y han de pactar unos objetivos".

La práctica de los 'castells', en opinión de Fondevila, "genera unos hábitos conjuntos que obligan a pactar unas condiciones y unos objetivos".

La cuestión de la identidad, en opinión del director de Cultura Popular y Tradicional, se ha de ir superando: "Pertenecen a la colla, eres de ellos mientras se celebra la exhibición, pero hay un momento en que la gente se sabe mezclar y ese es el gran cambio que se ha producido en los últimos treinta años".

La candidatura de los 'castells' para ser en 2010 Patrimonio Inmaterial de la Unesco se suma a otras propuestas aprobadas por el Ministerio de Cultura, que han de enviarse ahora a la Unesco.

La Unesco deberá tenerlas en su poder antes del 31 de agosto de este año y un año después, en septiembre del 2010, el organismo internacional tomará una decisión y seleccionará las propuestas elegidas entre el centenar de presentadas.

Entonces se sabrá si las 'torres humanas' se convierten en patrimonio intangible de la humanidad, en una lista no tan restringida como la del patrimonio material.

Mientras tanto, el próximo mes de septiembre, la Unesco informará sobre las propuestas elegidas este año, entre las que se encuentran el silbo gomero y la cocina mediterránea, una propuesta transnacional presentada por diversos países.