Público
Público

La Generalitat estudia comprar derechos de agua a los regantes de otras CCAA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La negativa de los regantes catalanes a ceder sus derechos de agua para "equilibrar" el caudal del Ebro tras la prolongación del denominado "minitrasvase" hasta Barcelona ha llevado a la Generalitat a estudiar la posibilidad de comprar estos derechos a agricultores de otras comunidades autónomas (CCAA).

El conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, ha informado de que mañana tendrá lugar una reunión en Zaragoza para abordar este asunto, a la que asistirán representantes del Gobierno español, del departamento de Medio Ambiente y la Agencia Catalana del Agua (ACA), de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes.

La voluntad de la Generalitat es adquirir derechos de agua a regantes de toda la cuenca del Ebro por valor de unos treinta hectómetros cúbicos, que es la cuantía aproximada que se transportará desde Tarragona hasta Barcelona a través de una conducción de unos sesenta kilómetros que conectará los sistemas Aguas Ter-Llobregat (ATLL) y Consorcio de Aguas de Tarragona (CAT).

Comprar derechos de agua significa ofrecer una compensación económica a los agricultores para que dejen de regar, de manera que los recursos que ahorren permitan "equilibrar" el caudal del Ebro tras las obras de interconexión de cuencas.

Hasta ahora, la Generalitat había mantenido contactos con diferentes comunidades de regantes de la parte catalana del Ebro, aunque la momentánea negativa de éstos a ceder sus derechos ha llevado a la administración catalana a buscar posibles compradores en otras regiones españolas.

"Los derechos de uso del agua no tienen por qué salir de la parte catalana del Ebro, pueden venir de regantes de toda la cuenca", ha afirmado el conseller, que ha destacado que ampliar este abanico de posibilidades "da un margen más amplio de negociación" para llegar a acuerdos.

Por el momento aún no se sabe la fecha de inicio de las obras de prolongación del "minitrasvase", previstas para principios de mayo, ya que la Generalitat y el Gobierno central aún no han firmado el convenio de colaboración previo al comienzo de los trabajos.

Baltasar ha achacado este retraso al hecho de que el nuevo ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, que dirige Elena Espinosa, aún no tiene un organigrama completo y porque aún quedan por detallar algunas cuestiones como "qué hará" cada administración y "cómo lo hará".

En cualquier caso, el conseller ha subrayado que la Generalitat y el Ejecutivo español están manteniendo reuniones políticas y técnicas "sin ningún tipo de contradicciones" para llegar a acuerdos lo más pronto posible.

Baltasar, por otro lado, ha informado del estado de las reservas de los embalses de las cuencas internas, que tras las últimas lluvias se encuentran al 23,8 por ciento de su capacidad, casi dos puntos por encima que hace sólo una semana.