Publicado: 06.03.2014 18:25 |Actualizado: 06.03.2014 18:25

La Generalitat hará un seguimiento psicológico de la menor que dio una paliza a otra en Sabadell

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat hará un seguimiento individualizado de la niña que propinó una paliza a otra en Sabadell (Barcelona), con psicólogos y educadores, después de que la Fiscalía les haya remitido el caso por ser inimputable, al tener sólo 13 años. Según ha informado el Departamento de Bienestar Social y Familia, aunque en la DGAIA todavía no tiene constancia de que la Fiscalía de Menores les haya remitido el caso, está previsto que la niña siga los protocolos habituales en el caso de menores inimputables que hayan incurrido en un delito.

La menor fue denunciada por propinar una brutal agresión a otra chica de su edad en el centro de Sabadell (Barcelona) en presencia de otras jóvenes, una de las cuales registró la paliza con un móvil y la colgó en la red. La Fiscalía de Menores, sin embargo, no puede hacerse cargo del caso dado que la agresora tiene 13 años y, aunque por poco tiempo, no ha alcanzado todavía los 14 años que la legislación establece como edad mínima para ser considerado responsable de sus actos y, por lo tanto, imputable desde un punto de vista penal, han informado a Efe fuentes judiciales.

Tal y como está establecido en los protocolos, la DGAIA incluirá a la menor en un programa para jóvenes no imputables que hayan cometido actos delictivos, en el que será objeto de un seguimiento individualizado. La niña no ingresará en un centro para menores, sino que se le hará un "acompañamiento individualizado", que incluirá entrevistas con psicólogos y educadores sociales, para intentar "reconducir la situación", ha informado un portavoz de la DGAIA.

Los hechos sucedieron el pasado 26 de febrero en las inmediaciones de un centro educativo de Sabadell cuando la agresora se enzarzó a golpes y patadas en la cara y la cabeza de la otra chica, a la que llega a arrastrar por el cabello en presencia de, al menos, otras dos jóvenes, que no intervienen para detener la agresión. En medio de los sollozos de la víctima, que permanece acurrucada en el suelo intentando parar los golpes, una de las amigas de la agresora le suplica que pare de golpearla porque "hay gente", sin que la agresora se detenga por ello.

Lejos de mostrar arrepentimiento, la agresora justificó después la agresión escribiendo en su cuenta de una red social que si pegó a la otra chica era porque "tenía motivos para hacerlo", ya que lo que supuestamente le hizo antes la víctima a ella "no tenía perdón" y que hay personas que la apoyan. La familia de la víctima denunció la agresión a los Mossos, que derivaron el caso a la Fiscalía de Menores y a su vez ésta la ha remitido a la DGAIA. Al parecer, aparte de algunas contusiones, la menor agredida no sufrió lesiones de gravedad.

*Público ha decidido no difundir la grabación de la paliza