Publicado: 06.11.2013 17:38 |Actualizado: 06.11.2013 17:38

La Generalitat mantiene en su puesto a tres mossos imputados por lesionar a un periodista

Pertenecen a la misma comisaria de la Ciutat Vella de Barcelona que los ocho agentes imputados por la muerte de un empresario en el Raval

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Departamento de Interior mantiene en su puesto a los tres mossos d'esquadra de la comisaría de Ciutat Vella imputados por un delito de atentado contra la integridad moral y una falta de lesiones a un periodista al que detuvieron. En esta ocasión se ha decidido no adoptar medidas cautelares en contra de estos agentes, a diferencia de lo que ocurrió con los ocho mossos de la misma comisaría de Ciutat Vella que han sido apartados del cuerpo tras ser imputados por la muerte de un empresario en el Raval.

El conseller de Interior, Ramon Espadaler, justificó este lunes la decisión de apartar del cuerpo a los ocho mossos imputados por la muerte del empresario Juan Andrés Benítez, dada la gravedad de las acusaciones de la juez, que les atribuye delitos contra la integridad moral, contra la vida, por obstrucción a la justicia y por coacciones, al entender que no se limitaron a efectuar maniobras de reducción, sino que le dieron golpes, puñetazos y patadas y luego intentaron destruir pruebas.

Por contra, con los tres imputados en el caso de la detención del periodista Bertran Cazorla, Interior no ha adoptado ninguna medida cautelar en contra de los agentes, al tratarse de delitos de menor gravedad, según las mismas fuentes. En concreto, la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Barcelona ha imputado a los agentes de la comisaría de Ciutat Vella por un delito contra la integridad moral y una falta de lesiones.

Según la querella del periodista, que a su vez está imputado por un delito de atentado y otro de ofensa a los agentes de la autoridad, los agentes le golpearon y le insultaron durante su arresto en la comisaría de Nou de la Rambla de Barcelona, el pasado 15 de junio.

Se da el caso de que a uno de los tres agentes imputados por este caso el Departamento de Interior le mantiene abierto un expediente disciplinario por jalear en las redes sociales los malos tratos policiales a los detenidos en Rusia con la expresión "¡Olé, olé y olé! ¡En Rusia sí que saben tratar a los delincuentes!".