Público
Público

La Generalitat pide que el 'banco malo' ceda pisos para alquiler social

El secretario de Vivienda catalán propone que sean los ayuntamientos y los gobiernos regionales los que gestionen su explotación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Generalitat de Catalunya ha planteado al Gobierno que ceda a las administraciones autonómicas y locales parte de los inmuebles de entidades financieras que se transfieran al denominado 'banco malo' con el fin de destinarlos a vivienda social.

El secretario de Vivienda de la Generalitat, Carles Sala, ha explicado este miércoles que el gobierno catalán lanzó esta propuesta el pasado 13 de septiembre, durante la conferencia sectorial de vivienda celebrada en Madrid, y que el Gobierno 'no dijo que no'. 'No hubo una respuesta negativa, dijeron que lo estudiarían, pero desde entonces no ha habido ninguna reflexión pública sobre esta cuestión', ha señalado Sala, en declaraciones a la prensa, tras la inauguración del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point.

El Gobierno prevé poner en marcha a partir de diciembre la sociedad que gestionará los activos tóxicos (entre ellos solares, pisos acabados, sin acabar o bien créditos problemáticos a promotores) de los bancos españoles con problemas. Lo que pide la Generalitat es que el Ejecutivo ceda, aunque sea temporalmente, parte de estos activos a ayuntamientos y gobiernos regionales para que éstos puedan dedicarlos a políticas sociales.

Catalunya quiere además que los pisos que se cedan estén situados en zonas con una 'necesidad acreditada' de alquiler de carácter social, como es en aquellos municipios en los que existe una demanda de seis o siete familias por cada vivienda de alquiler asequible.

Dado que los pisos de la banca que tengan un valor de menos de 100.000 euros no pasarán a esta sociedad de gestión de activos, la Generalitat se ha puesto también en contacto con algunas entidades financieras, entre ellas Catalunya Banc, para ver de qué manera estos inmuebles podrían destinarse a alquiler social. Carles Sala ha asegurado que el gobierno catalán está muy interesado en que su propuesta salga adelante, por lo que el grupo de CiU en el Congreso prevé presentar una enmienda a la ley de flexibilidad de medidas del alquiler que contemple esta cuestión.