Público
Público

La Generalitat rectifica y reduce a quince días el pago aplazado a los asilos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller de Bienestar Social y Familia, Josep Lluís Cleries, ha anunciado esta tarde que deja sin efecto el aplazamiento de dos meses del pago de las subvenciones a los geriátricos y residencias de discapacitados correspondientes a setiembre y octubre y lo reduce a quince días.

En declaraciones en el Parlament, el conseller ha explicado que tras analizar los problemas de tesorería puntuales que le había comunicado el departamento de Economía, la Generalitat garantiza el pago del 50% de las subvenciones del mes de septiembre y octubre al completo y que antes de final de año satisfarán las cantidades pendientes.

La rectificación de la medida se ha producido después de dos días de presión de las entidades sociales que gestionan los geriátricos y centros de discapacitados, enfermos mentales y drogodependientes, muchas de las cuales avisaron que tendrían que cerrar o dejar de pagar las nóminas de sus trabajadores si estaban dos meses sin cobrar las subvenciones.

Cleries ha agradecido la actitud de las entidades sociales, ha reconocido el trabajo que están haciendo y ha asegurado que el anuncio de que se aplazaban dos meses los pagos fue "un preaviso al que no queríamos dar tanta trascendencia, sí que queremos ir con transparencia y hemos visto que el problema no era tan grande y lo hemos podido solucionar".

El conseller, que se reunirá esta noche con las entidades para comunicarles "la buena noticia", ha explicado que tras subsanar el problema puntual de tesorería, la reunión del comité de seguimiento formado con las entidades acabará de definir cómo se distribuye el 50% del pago del mes de septiembre.

"Ya dije el martes que trasladábamos un mensaje de tranquilidad a las entidades sociales, a las que avisamos de que teníamos problemas puntuales de tesorería y hoy podemos confirmar con satisfacción que octubre se pagará con absoluta normalidad y este mes se cobrará como mínimo el 50%", ha explicado el conseller.

Para el conseller, este aplazamiento menor del pago de subvenciones, equivalente a unos 15 días, "garantiza la gestión de todas las entidades hasta final de año".

"Lo que quisimos es avisar para que no tuvieran ningún problema, pero hoy podemos dar esta buena noticia: que habrá estos recursos para hacer frente a los gastos de este mes y ya dijimos que los números no estaban cerrados y que íbamos a hacer un esfuerzo para encontrar una solución", se ha justificado Cleries por la alarma creada en el sector.

El conseller ha agradecido la "buena sintonía y confianza" que ha encontrado entre las entidades del sector y les ha asegurado que "antes de finalizar el año todo el mundo cobrará la parte que le falte".

La medida menos drástica de la Generalitat será, según Cleries, "muy asumible para todo el mundo", y ha insistido en el "reconocimiento al buen trabajo de las entidades sociales de Cataluña".

"Sólo avisamos de que había unos problemas de tesorería y estábamos analizando la situación concreta. y que en unos días, y la misma noche, ya estábamos mirando los recursos que teníamos para sacar adelante la situación", ha vuelto a justificarse el conseller al anunciar la rectificación de la decisión del aplazamiento de pagos.

Este anuncio se produce después de que la Mesa del Sector Social de Cataluña, el Comité Catalán de Representantes de Personas con Discapacidad y la Asociación Catalana de Directores de Centros y Servicios a la Dependencia Gerontológica (ASCAD), entre otras entidades, pusieran el grito en el cielo y avisaran que era "impresentable, intolerable e inasumible" que las entidades asumiesen la financiación de los problemas de caja de la Generalitat.