Público
Público

Genes explicarían relación iglesia-bajo consumo alcohol,cigarro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quienes van a la iglesia beben yfuman menos que aquellos adultos que pasan sus domingos enotros lados, pero un estudio estadounidense descubrió quepodría no ser la asistencia a servicios religiosos por si mismala que lo explica: podría estar en sus genes.

El estudio realizado a casi 1.800 gemelos de sexo masculinodescubrió que en su adolescencia, la relación entre asistenciaa iglesias y bajas tasas de consumo de alcohol y tabacoparecían deberse en gran medida a una ambiente "compartido",los factores que influencian a ambos miembros de una pareja degemelos.

Esto es, los adolescentes que van a la iglesia conregularidad fueron más propensos a seguir los deseos de suspadres y cumplir con las expectativas de su comunidad.

Los investigadores descubrieron que en la adultez, noobstante, esas influencias ambientales se han desvanecido. Ensu lugar, los genes serían los que influyen para las relacionesentre la asistencia a las iglesias y el menor uso de alcohol ynicotina.

En este caso, los genes podrían entrar a escena por mediode su influencia sobre el temperamento natural de una persona,escribieron los científicos en el American Journal ofPsychiatry.

Muchos adultos que siguen asistiendo regularmente a laiglesia, los científicos especulan, podrían además ser el tipoque limitaría su consumo de alcohol y evitaría fumar.

El estudio del investigador Kenneth Kendler, de la Escuelade Medicina de la Virginia Commonwealth University, incluyó a469 pares de gemelos idénticos y a 287 pares de gemelosfraternales, todos ellos entrevistados dos veces a lo largo deseis años.

Los hombres fueron consultados acerca de su actualasistencia a la iglesia y sus hábitos de fumar y beber, ademásde sus costumbres en la adolescencia.

Los estudios a gemelos como este le permiten a losinvestigadores desentrañar los efectos de los genes, ambientescompartidos como la vida en el hogar y las prácticas paternas,frente a medios no compartidos como las amistades y otrosfactores únicos para un individuo, sobre un comportamiento dadoo un riesgo de enfermedad.

Los gemelos idénticos comparten todos los genes, mientrasque los gemelos fraternos comparten cerca de la mitad de susgenes, en promedio.

Así que si los genes, por ejemplo, tienen una influenciamayor sobre un comportamiento en particular a la que tiene elambiente en común, los gemelos idénticos serían más parecidosen ese comportamiento de lo que serían gemelos fraternos.

El equipo de Kendler descubrió que cuando se trata de loslazos entre asistencia a la iglesia y uso de sustancias, losroles del ambiente cambiaban en el tiempo.

En la adultez, el ambiente compartido parecía no tener casiningún rol.

Al contrario, los genes explicaban en gran medida larelación, siendo aparentes también algunos roles de factoresambientales no compartidos.

Como adultos, según apuntan los investigadores, lasrelaciones personales de los gemelos con amigos y compañeros,probablemente tomen más importancia que las influenciasfamiliares compartidas que fueron claves en sus años deadolescencia.

No está claro cuan aplicable en un sentido amplio podríanser estos hallazgos, dijeron los investigadores.

Todos los participantes del estudio fueron hombres de razablanca, en su mayoría protestantes. Un 60 por ciento de ellosera bautista o fundamentalista.

"Nuestros resultados podrían no extrapolarse a otraspoblaciones con diferentes patrones o afiliaciones religiosas",escribieron los investigadores.