Público
Público

Los GEO abordan en alta mar un buque oceanográfico con una tonelada de coca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los GEO de la Policía han protagonizado en las últimas horas el abordaje en alta mar, a 200 millas de la costa gallega, de un buque oceanográfico cargado con una tonelada de cocaína y en el que viajaban siete tripulantes, que han sido detenidos, al igual que el cabecilla de la red.

Así lo han confirmado a Efe fuentes policiales, que han precisado que el barco se encuentra en el arsenal militar de El Ferrol, donde se ha procedido a su registro y a la incautación de la droga, que estaba oculta bajo el suelo de un habitáculo, que había sido atornillado con placas de aluminio, tapadas con una moqueta.

El abordaje, según las mismas fuentes, se produjo el pasado día 20, el buque llegó a tierra el 21 y el máximo responsable de esta red -R.S.P., de nacionalidad colombiana y quien residía en Marbella (Málaga) y viajaba con documentación falsa de EE.UU- fue detenido ayer, cuando circulaba por la carretera de Benahavís a San Pedro de Alcántara (Málaga).

Los siete tripulantes del barco arrestados son el capitán, de nacionalidad británica; cuatro personas de nacionalidad rumana y dos más procedentes de EE.UU. y Canadá.

El abordaje de los GEO, en el que participaron ocho agentes de este grupo, se desarrolló en unas condiciones de mar muy duras, lo que hizo que tuviera que ser abortado varias veces, aunque finalmente, según las mismas fuentes, los agentes consiguieron disuadir a los tripulantes del buque y tomar el mando del mismo.

Los detenidos, según las investigaciones, estaban asentados en la Costa del Sol y se dedicaban a introducir y distribuir en España y otros países europeos grandes cantidades de cocaína.

Y para ello, los delincuentes empleaban un antiguo buque oceanográfico, el Destiny Empress, que podría transportar una importante partida de cocaína con destino a España, tras pasar por Trinidad y Tobago. Es la primera vez en la que se aprehende una embarcación de estas características con droga.

La operación ha sido posible después de que la Policía detectara que algunos integrantes del grupo se trasladaron por diferentes medios hasta Galicia con el fin de coordinar la recepción, el almacenamiento y la posterior distribución de la droga transportada en el barco.

Los agentes montaron un dispositivo coordinado por el Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado, en el que incluso participó un avión de reconocimiento italiano.

La embarcación fue localizada a unas 200 millas de la costa gallega y los agentes del GEO procedieron al abordaje en alta mar por si intentaba hacer entrega de la droga antes de su entrada en el puerto de Vigo, destino final de la mercancía.

Los miembros de los GEO se desplazaron en el buque "Serviola" de la Armada española hasta las coordenadas en las que había sido localizada la embarcación.