Público
Público

La geometría del PSOE se inclina a la izquierda

Los socialistas se apoyan en ERC, IU e ICV para evitar derrotas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pleno a pleno, cada semana se dibuja con más claridad hacia dónde se inclinan las preferencias del Gobierno en la Cámara Baja. Ayer, para salvar la jornada, los socialistas volcaron su anunciada geometría variable hacia la izquierda parlamentaria. Fue concretamente ERC, que firmaba varias de las iniciativas del día, quien centró los cortejos del PSOE.

Y resultó. Aunque durante la mañana habían negado cualquier tipo de acercamiento al Gobierno, por la tarde, durante las votaciones, los republicanos sirvieron a los socialistas de muleta. Gracias a su apoyo, el Gobierno consiguió tumbar tres propuestas peligrosas, dos del PP y una de CiU, y aguantar una semana más sin que se concrete la primera derrota de la legislatura en Pleno.

ERC logró a cambio un empujón para sus propias iniciativas. Los socialistas prefirieron sumarse a sus propuestas antes que arriesgarse a salir derrotados por las del PP. Además, el acuerdo de varias enmiendas permitió al Gobierno rebajar la exigencia de los textos y maquillar el resultado. Al final, todas las iniciativas aprobadas lo fueron por amplia mayoría.

Casi por unanimidad, el Congreso aprobó la toma en consideración de una proposición de ley de ERC que pretende la creación de una oficina de control presupuestaria en la Cámara. Una medida muy similar, del PP, salió derrotada.

Idéntico apoyo logró la segunda iniciativa republicana que proponía la reducción de la edad de jubilación de los Mossos dEsquadra. El PSOE consiguió en este caso pactar una enmienda que apostaba también por 'la mejora de las condiciones laborales' de Policía Nacional y Guardia Civil. La redacción del texto neutralizaba en parte una propuesta conservadora que pretendía la equiparación de los derechos sociolaborales de todos los cuerpos policiales que actúan en España.

En ambas iniciativas, el acuerdo entre el PSOE y el grupo de ERC-IU-ICV arrastró al resto de fuerzas parlamentarias al consenso. Los estrategas del PSOE consiguieron convertir varias posibles derrotas en triunfos compartidos.

De hecho, un repaso a los resultados de ayer ofrece la impresión contraria a la esperada. Fueron los grupos que separaron su voto de los del Gobierno y el PSOE quienes quedaron sistemáticamente en minoría. Sólo el PNV, en tres ocasiones, y CiU, en dos, acompañaron al PP frente al resto de la Cámara.

No tuvieron relevancia en esta ocasión las ausencias de los diputados. La llamada al orden caló en todos los grupos y sólo siete diputados, tres del PP y tres del PSOE, faltaron a la cita.