Público
Público

George Michael, condenado a 2 meses de prisión por conducir fumado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El cantante George Michael, de 47 años, pasará las próximas cuatro semanas entre rejas. El ex componente de Wham ha sido condenado a ocho semanas de prisión por conducir bajo los efectos del cannabis el pasado mes de julio, cuando estampó su flamante Range Rover en el escaparate de una tienda de fotos en el barrio de Hamsptead, al norte de Londres, donde él mismo vive.

De esas ocho semanas cumplirá íntegramente la mitad, un mes. También ha sido multado con 1.250 libras (poco más de 1.500 euros) y la prohibición de conducir un coche los próximos cinco años.

Hace menos de un mes, Michael, de 47 años, se declaró culpable de este delito y de posesión de cannabis ante el tribunal de Londres que hoy ha dictado sentencia.

El juez encargado del caso, Robin McPhee, decidió entonces prohibir al cantante conducir durante seis meses y le advirtió de que los delitos de los que se confesaba culpable eran graves y podía ir por ellos a la cárcel.

El magistrado hizo caso de los testimonios de los policías que acudieron al lugar del siniestro. Los agentes se encontraron a la estrella del pop junto a la rueda de su vehículo y en posesión de cierta cantidad de cannabis en forma de porros.

Michael fue arrestado y trasladado a la comisaría. Allí se le practicó un análisis de sangre y la rueba de la alcoholemia. Se le detectó el cannabis pero al menos no había bebido alcohol.

El ex del grupo Wham!, cuyo verdadero nombre es Georgios Panayitou, tiene un largo historial de consumo de drogas y en mayo de 2007 ya se declaró culpable de conducir drogado, por lo que las autoridades le retiraron por dos años la licencia de conducir.

Michael ha reconocido públicamente que en el pasado estuvo enganchado a los fármacos y que consume cannabis con frecuencia.

Se fumaba, según reveló, unos 25 porros al día, pero en una entrevista con el periódico The Guardian dijo que en los últimos tiempos ha limitado el consumo y que ahora fuma 'unos siete u ocho al día'.