Publicado: 14.11.2014 11:21 |Actualizado: 14.11.2014 11:21

George Soros se convierte en socio de referencia en FCC tras invertir 700 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El magnate George Soros, uno de esos capitalistas que siempre ganan, ha acordado con Esther Koplowitz entrar en la constructora FCC, donde tomará una participación de alrededor del 25% como socio de referencia, tras realizar una inversión en la compañía de unos 700 millones de euros, según informaron en fuentes próximas a la empresaria.

Soros ya compró en diciembre de 2013 el 3,8% de las acciones de la constructora. Un mes antes, Bill Gates entró en el accionariado de la empresa al hacerse con el 6% de su capital. Soros debió de quedar contento con la inversión pues ahora la amplía y, además, asume un compromiso de permanencia de cuatro años, según el acuerdo suscrito con Koplowitz a primera hora de la mañana de este viernes.

En virtud de este pacto, la empresaria se garantiza el control de FCC, pese a que diluirá su participación en la compañía desde el 50,1% actual hasta alrededor del 25%.

El desembarcó de Soros se materializará mediante la compra a Esther Koplowitz de todas las acciones que le corresponden a la empresaria en la ampliación de capital de 1.000 millones de euros que la junta extraordinaria de FCC prevé aprobar el próximo jueves, 20 de noviembre.

Ello supondrá que el magnate suscribirá la mitad de esta 'macroampliación' de capital, lo que representa una inyección de entre 650 y 700 millones de euros, en función del precio al que se lance la operación.

Con este acuerdo, Esther Koplowitz se asegura el control de FCC y resuelve definitivamente la refinanciación de su deuda personal

Tras esta inversión, Soros se convierte en socio de referencia de FCC, compañía en la que también está presente Bill Gates con una participación del 5,7%.

De su lado, Esther Koplowitz se asegura el control de FCC y resuelve definitivamente la refinanciación de su deuda personal, la vinculada a su inversión en el grupo. Según el acuerdo que alcanzó recientemente con los bancos para reestructurar este pasivo, la empresaria tenía que vender sus derechos de asignación en la ampliación de la constructora para atender a su deuda.

Por su parte, FCC se asegura la suscripción de su ampliación, con la que a su vez, amortizará el grueso de un tramo de deuda por el que tiene que abonar altos intereses, y se recapitalizará.

De esta forma, con todas estas operaciones vinculadas, y los saneamientos realizados, el grupo FCC prevé abordar una nueva etapa "renovada y limpia" para emprender su crecimiento. De hecho, la compañía prepara ya un nuevo plan de negocio a 2017.