Público
Público

Georgia acusa a Rusia de desafiar a la comunidad internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El embajador de Georgia ante la ONU, Irakli Alasania, acusó hoy a Rusia de desafiar a la comunidad internacional con su reconocimiento de la independencia de las regiones georgianas separatistas de Abjasia y Osetia del Sur.

"Hoy ha quedado claro que Rusia actúa como un agresor y ha lanzado un desafío a la comunidad internacional", aseguró Alasania en una conferencia de prensa antes de reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

El diplomático aseguró que la comunidad internacional ignorará la decisión anunciada hoy por el presidente ruso, Dmitri Medvédev, de apoyar la independencia de las dos regiones separatistas, porque altera ilegalmente las fronteras de Georgia reconocidas internacionalmente.

"Esta decisión no tendrá repercusiones en las fronteras internacionales de Georgia y no alterará en modo alguno la posición de la comunidad internacional respecto a la independencia, integridad territorial y soberanía de Georgia", apuntó.

Alasania acusó a Moscú de "exacerbar una situación ya de por sí muy difícil", además de "crear nuevas presiones a nivel regional dentro del Cáucaso y complicar las relaciones entre las potencias mundiales".

El reconocimiento de la independencia de Abjasia y Osetia del Sur supone una violación del plan de paz internacional suscrito por Rusia y Georgia tras la mediación del presidente francés, Nicolas Sarkozy, en nombre de la Unión Europea (UE).

"Rusia ya ha predeterminado el resultado del diálogo sobre el futuro de las regiones que se incluía en el plan de paz", señaló el embajador.

El diplomático georgiano reconoció que su país tienen pocas opciones diplomáticas en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, órgano del que Rusia es un miembro permanente con derecho a veto.

El máximo órgano de la ONU se ha visto incapaz a lo largo de las dos últimas semanas de consensuar una resolución que ponga fin al conflicto y establezca un diálogo internacional sobre el futuro de las dos regiones secesionistas.

De todas formas, Alasania reafirmó la voluntad de su país de responder a la "ocupación" de su territorio "de manera pacífica" y a través del uso de los canales diplomáticos.

Reclamó que se incluya a los georgianos que se vieron obligados a abandonar Abjasia en los años noventa y a los que han tenido que dejar ahora sus hogares en Osetia del Sur en cualquier decisión que se adopte sobre el futuro de ambas regiones.

Según el diplomático, grupos paramilitares separatistas están sembrando el terror en las dos regiones para expulsar a los residentes georgianos que quedan y asegurarse la aprobación unánime de la independencia, "tal como quieren sus amos extranjeros".