Público
Público

Georgia acusa a Rusia de violar la tregua al desplegar tanques y saquear Gori

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Georgia acusó hoy a Rusia de incumplir su promesa de alto el fuego al tomar con sus carros de combate y saquear la ciudad de Gori, que se encuentra a 70 kilómetros de Tiflis.

"Rusia ha violado de manera traicionera la palabra de alto el fuego que le dio a (presidente francés Nicolas) Sarkozy", aseguró Alexandr Lomaya, secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia.

Según el canal de televisión Rustavi-2, blindados rusos destruyeron las instalaciones militares de la Brigada de Artillería del Ejército georgiano en Gori.

Esas instalaciones habían sido abandonadas por las fuerzas georgianas tras la contraofensiva de las tropas rusas en Osetia del Sur, por lo que Georgia no está oponiendo resistencia.

Habitantes de Gori, que está a pocos kilómetros de la región separatista de Osetia del Sur, cifraron en 50 los carros de combate rusos que entraron en la ciudad en torno a las 10:00 hora local (06:00 GMT).

El alto funcionario georgiano dijo que las tropas rusas no habían empleado la fuerza contra la población civil, aunque seguidamente denunció "saqueos" por parte de elementos "norcaucásicos".

"Después de bombardear la ciudad, las tropas rusas permitieron la entrada de los norcaucásicos que saquean casas y tiendas, y humillan a la población", dijo.

El funcionario no especificó si los norcaucásicos a los que se refería eran los "voluntarios" de las repúblicas rusas del Cáucaso Norte que se alistaron tras el estallido del conflicto en Osetia del Sur.

Los atacantes exigieron la retirada de Gori de la Cruz Roja, dijo Lomaya, que exigió una investigación internacional para "castigar a los culpables" y adelantó que se está organizando una misión de embajadores occidentales para que viajen con urgencia a la zona.

Además, los carros de combate rusos cortaron la carretera que une la ciudad georgiana de Gori con Tiflis, según informó hoy a Efe Shotá Utiashvili, portavoz del Ministerio del Interior de Georgia.

El mando de las fuerzas de paz rusas en la región separatista de Osetia del Sur ha desmentido las declaraciones de los funcionarios georgianos.

"En la ciudad de Gori no hay fuerzas de paz rusas ni otras unidades", aseguró un portavoz del mando militar a la agencia rusa Interfax.

Por su parte, el subjefe del Estado Mayor del Ejército ruso, Anatoli Nobovitsin, acusó a las fuerzas georgianas de no respetar el alto el fuego y negó que las fuerzas rusas se dirigieran a Tiflis, como informaron algunos medios de comunicación.

Mientras, en Tiflis el presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, pidió hoy una investigación internacional de las acciones militares rusas en territorio georgiano y acusó a Moscú de "limpieza étnica".

"El desfiladero de Kodori (Abjasia) fue bombardeado por aviones rusos. Pido una investigación internacional para establecer de quién son esas bombas. Para que no nos acusen a nosotros", afirmó Saakashvili en rueda de prensa retransmitida en directo por la televisión.

El líder georgiano hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con los presidentes polaco, Lech Kaczynski; ucraniano, Víctor Yúschenko; lituano, Valdas Adamkus; estonio, Toomas Ilves; y el primer ministro letón, Ivars Godmanis.

Adamkus señaló que "la comunidad internacional debe ser más activa" y añadió que las "tropas de ocupación deben ser retiradas y sustituidas por fuerzas internacionales de paz".

Por su parte, Kaczynski indicó que "se violan los principios de la seguridad europea" y abogó por la intervención de los líderes de los países más influyentes.

El presidente estonio denunció que las acciones militares rusas representan una "abierta agresión contra Georgia" y llamó a la UE y a EEUU a no ignorar esta situación.

A su vez, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró hoy que Moscú puso fin a la operación militar en Georgia porque se consiguieron "los objetivos planteados" y "no porque lo exigiera el presidente (de Estados unidos, George) Bush".

Y refutó las afirmaciones de Washington de que "Moscú es parte del conflicto y no puede por tanto cumplir la misión pacificadora".

La Fiscalía rusa inició hoy los interrogatorios de los prisioneros de guerra georgianos con el fin de documentar el "genocidio" cometido por el Ejército de Georgia contra la población civil en Osetia del Sur.