Público
Público

Gervasio Sánchez dice que si regresara a 1992, seguramente no volvería a los Balcanes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El periodista Gervasio Sánchez ha asegurado que, si volviese al año 1992, seguramente no regresaría a los Balcanes por lo que significa cubrir un conflicto "tan cercano en el tiempo, el espacio y la cultura", ya que "las trampas y los horrores de la guerra" acaban pasando una factura "muy elevada".

Sánchez ha hecho estas declaraciones en la rueda de prensa celebrada hoy para presentar la exposición "Sarajevo: el último asedio", que recoge, hasta el 30 de marzo en el Centro de Historia de Zaragoza, unas cincuenta fotografías en las que se comparan las imágenes que Sánchez tomó durante el conflicto con las que captó años después en los mismos lugares.

La guerra de los Balcanes, especialmente la de Bosnia, causó en él un impacto del que todavía no se ha recuperado, y hay pocos días en los que no vuelven a su mente imágenes de aquel tiempo, ha confesado.

Aunque regresar al lugar una vez finalizado el conflicto le ha servido para "equilibrar su alma" y descubrir que en Sarajevo "se han tapado las huellas físicas de la guerra, pero no las psíquicas".

Esto se debe a que, "al contrario de lo que suele creerse en política internacional, una guerra nunca se acaba", algo que también se da en la Guerra Civil española, de la que "no somos capaces de hablar o escribir un libro de la verdad para que las nuevas generaciones sepan lo que sucedió".

En su opinión, la transición en España no fue modélica sino pragmática, y la memoria y el recuerdo de las víctimas fueron "pisoteados" por un acuerdo tácito de los políticos, por lo que todavía se está en el inicio de la búsqueda de miles de muertos y desaparecidos de ambos bandos.

Sánchez ha culpado a las Naciones Unidas y a la Comunidad Europea de tener un papel "absolutamente vergonzoso" durante la guerra de los Balcanes por ser "incapaces de diferenciar a los verdugos de las víctimas", y ha recordado que Europa "todavía no ha entonado un mea culpa".

Por su parte, el consejero de Grandes Proyectos y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Jerónimo Blasco, ha desvelado que el tema alternativo al agua para la Exposición Internacional que se celebró en Zaragoza el año pasado fue el de las ciudades que salen de destrucciones y catástrofes naturales o provocadas por el hombre, como las guerras.

Las destrucciones en periodos de guerra han sido habituales a lo largo de la historia, ha añadido, aunque lo más relevante es la capacidad del ser humano para seguir adelante, a pesar de que hay cosas que no se recuperan, como los miles de muertos y las miles de familias rotas.

El comisario del Bicentenario de los Sitios de Zaragoza, José Antonio Armillas, ha resaltado la importancia de vincular la conmemoración de los asedios "no sólo con el pasado, sino construyendo hacia el presente y el futuro", y ha comparado al periodista con Goya, porque ambos trasladaron al mundo el horror de las guerras.