Público
Público

Gesto recuerda que ETA "sigue" y sólo "nos perdona la vida un tiempo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria ha subrayado hoy en una concentración en Bilbao que ETA "sigue ahí" y que hasta ahora "tan sólo nos ha dicho que durante un tiempo nos perdona la vida".

La concentración de la plaza Arriaga de Bilbao culmina la campaña de comunicación organizada por Gesto por la Paz desde el pasado día 13 con el lema "ETA es nuestra amenaza. Desegin dadila" (Que desaparezca) y en el acto de hoy han participado un centenar de personas, entre ellas la portavoz del Gobierno Vasco, Idoia Mendia; y los portavoces en el ayuntamiento de Bilbao de PNV, PSE-EE y PP.

Los asistentes han guardado cinco minutos de silencio bajo la lluvia por las víctimas, los amenazados y los extorsionados por ETA y posteriormente los portavoces de Gesto por la Paz Fabián Laespada y Amagoia López han leído una declaración.

Los pacifistas han recordado, "aún a riesgo de parecer unos aguafiestas" en un momento que "algunos" califican de "histórico" porque pudiera llegar el fin del terrorismo, que ETA sigue existiendo y no ha anunciado el cese definitivo del terrorismo.

Laespada ha manifestado que la banda terrorista "tan sólo nos ha dicho que durante un tiempo nos perdona la vida, pero que sigue al acecho y que será nuestra responsabilidad satisfacer sus deseos porque, de lo contrario, volverá a matar. Una vez más, su cruel amenaza", ha agregado.

"ETA -ha continuado- sigue existiendo y, por lo tanto, no nos engañemos, su terror y su error perviven porque la propia existencia de ETA es ya una amenaza para todos".

Por ello, Gesto por la Paz ha considerado que su labor es continuar "sólidamente en la denuncia de la persecución, de la extorsión, de la amenaza, del asesinato".

"Por eso nos hemos reunido aquí, para exigir a ETA su desaparición absoluta, inmediata, irreversible e incondicional porque no queremos ser chantajeados y no vamos a claudicar ante la amenaza de ETA, queremos reivindicar nuestro derecho a vivir en paz y libertad", ha añadido.

Para el más antiguo y mayor grupo pacifista del País Vasco y Navarra, ETA debió "desintegrarse" antes de "apretar por primera vez un gatillo".

En su opinión, el "triste y duro legado" de ETA son las víctimas, pero éstas "reencarnan el dolor y la tristeza de su obra y son la evidencia de su rotundo fracaso porque es lo único que ETA ha producido".