Publicado: 11.08.2014 20:08 |Actualizado: 11.08.2014 20:08

Gibraltar pide que las investigaciones se lleven a cabo de forma conjunta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, se queja de que la Policía de Gibraltar ha intentado contactar con la española para coordinarse en la lucha contra el contrabando de tabaco sin que hasta la fecha haya obtenido respuesta.

El Gobierno español evita tener contacto directo con las autoridades del Peñón, pues considera que su interlocutor es el Reino Unido. Hasta la fecha, los dos países han sido incapaces de instaurar un nuevo foro de diálogo en el que abordar éste y otros problemas que se derivan del contencioso histórico por Gibraltar, debido a la oposición férrea de Gibraltar a renunciar al esquema tripartito de consultas que el Gobierno socialista de Zapatero pactó con los británicos.

Picardo ha pedido este lunes a España que no use el informe de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) como "excusa obtusa" para justificar los controles que hace en la Verja y que, a juicio del Peñón, son "desproporcionados".

Un portavoz de la Comisión Europea también calificó la semana pasada de esta manera los controles que efectúa España y que dan lugar a esperas de varias horas para cruzar la Verja.

En las recomendaciones que Bruselas remitió recientemente a España y Reino Unido tras la segunda misión de observadores enviada a la zona el pasado 2 de julio, la CE ha recomendado a España hacer unos controles más selectivos y centrados en el perfil del contrabandista.

En un comunicado, Picardo subraya que el informe de la OLAF (que pide a España y a Gibraltar abrir diligencias judiciales al apreciar que "hay motivos para creer que (en Gibraltar) se han cometido delitos de contrabando de tabaco y blanqueo de capitales") "no pueden menoscabar los comentarios de la Comisión Europea respecto de que las colas provocadas por España son desproporcionadas y deben resolverse".

Picardo también ha difundido este lunes la carta que la Comisión Europea le remitió a finales de julio con una serie de recomendaciones encaminadas a que mejore, en un plazo de tres meses, su lucha contra el contrabando de tabaco.

En esa misiva, Bruselas emplaza a Gibraltar a que confirme qué pasos específicos estaría dispuesto a dar para limitar las importaciones de tabaco a nueve millones de cartones de manera progresiva de aquí a 2015.

La Comisión Europea le advierte de que hasta la fecha no ha visto que Gibraltar haya hecho nada para cumplir la recomendación de Bruselas que pedía a las autoridades de Gibraltar que vigilen que los productores de tabaco suministran sus productos a clientes en el Peñón respetando los "controles en la cadena de suministro".