Público
Público

Gibraltar retiene durante dos horas a cuatro guardias civiles

Una patrullera se adentra en aguas del Peñón al perseguir una zodiac ocupada por dos narcotraficantes. Rubalcaba pide excusas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:


View Larger Map

Un nuevo incidente con Reino Unido quedó finalmente en nada. Cerca de las 21 horas del lunes, cuatro guardias civiles fueron retenidos por la Policía de Gibraltar por haberse adentrado en aguas del Peñón. Pero, al cabo de aproximadamente de dos horas, y tras una conversación entre España y Gran Bretaña, los agentes fueron liberados.

Todo se produjo cuando una embarcación semirrígida de Servicio Marítimo de la Guardia Civil detectó una zodiac ocupada supuestamente por dos narcotraficantes españoles. Al avistamiento siguió una persecución en caliente, hasta tal punto que la patrullera llegó al puerto de Gibraltar, algo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen prohibido, a menos que sea en la costa francesa, por los acuerdos que existen de colaboración antiterrorista.

En ese momento, las autoridades del Peñón dieron el alto, detuvieron a los dos ocupantes de la lancha, requirieron a los guardias civiles sus armas y les condujeron a todos ellos a dependencias policiales británicas, donde les interrogaron por lo sucedido. Se les informó de que podían pasar toda la noche allí.

Rubalcaba se ha excusado por la 'actuación incorrecta'

La noticia llegó enseguida a Madrid. El titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, telefoneó al ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, para manifestarle sus disculpas por la 'actuación incorrecta' de los guardias civiles, según fuentes del Ministerio. Caruana aceptó las excusas.

Finalmente, en torno a las 23 horas, los miembros del Instituto Armado, ya liberados, volvieron a su base de Algeciras. En ningún momento habían sido arrestados, sino retenidos.

Fuentes de la Guardia Civil señalaron que lo ocurrido no tiene nada que ver con el incidente del pasado 17 de noviembre, cuando soldados de la Royal Navy británica dispararon contra una boya con los colores de la bandera española.