Público
Público

Gil Marín admite una deuda de 200 millones, pero la "viabilidad del club está garantizada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, admitió hoy una deuda neta de unos 200 millones de euros, aunque el valor del estadio, ciudad deportiva, plantilla o marca superan esa cantidad de forma individual, y recalcó que la "viabilidad" de la entidad está "más que garantizada".

"La deuda neta real del club son unos 200 millones de euros. Puede ser mucho o poco cuando estás haciendo un estadio de 276 millones de euros de valor, menos las cargas del ayuntamiento en forma de obra. Nunca menos de 250 ó 255 millones de euros. Sólo el estadio vale más que la deuda", advirtió en rueda de prensa.

"La ciudad deportiva (que será construida en Alcorcón) tiene un valor superior a la deuda (126 millones de euros en obra más el valor de la parcela, según el club), nuestra plantilla entre fútbol profesional y fútbol base también tienen un valor superior a la deuda y también el valor de la marca Atlético de Madrid", añadió.

"La viabilidad de club está más que garantizada", dijo Gil Marín, que añadió que "a quien más debe preocupar ese endeudamiento es a los actuales gestores", e indicó que el Atlético destinará el "75 por ciento de sus ingresos ordinarios a la primera plantilla", con lo que "garantiza la viabilidad y el futuro de este club".

En cualquier caso, Gil Marín destacó que el balance económico del club, "que es lo importante, está sano y muy bien", al tiempo que apuntó que hay una "tensión de tesorería, como en todas las empresas de este país y todo el fútbol del mundo y de España".

"Tardarías cuatro minutos en vender cuatro jugadores para reducir mucho la deuda, pero hemos apostado por competir y eso equivale a tener una deuda", declaró Gil Marín, que añadió: "Hemos optado por no equilibrar cuentas con la venta de jugadores. Hemos tenido la oportunidad este verano, ahora con el caso concreto de Agüero, y hemos vuelto a decir no. Queremos mantener la competitividad con jugadores que puedan aportar un futuro bonito a este club y seguir sufriendo en cuanto a la cuota de resultados económicos".

En su repaso de aspectos de los 200 millones de euros de deuda, el consejero delegado del club reconoció que, en las cuentas anuales de la temporada 2008-09, había 61,2 millones de deuda con el primer equipo. "El día 1 de julio, el Atlético abonó lo que tenía pactado, con ellos, que es el 70 por ciento de sus salarios", recalcó.

"La deuda neta que mantiene a día de hoy de los 61,2 millones, del 30 de junio de 2009, pasa a 7,1 millones. Están incluidas las indemnizaciones de jugadores o técnicos, como pueden ser Seitaridis, Luis García o Maniche (a los que se rescindió contrato)", continuó.

De las deudas con entidades de crédito, Gil Marín recordó que en 2007-08 era de 68,3 millones, aunque la pasada temporada, en 2008-09, "quedó reducida a 46 y, a día de hoy, de esos 46 el club ha amortizado 26,1". "Ha aminorado de forma más que importante su crédito bancario", agregó.

También repasó las deudas con entidades deportivas, que a 30 de junio de 2008 eran de 107,4 millones de euros. "A 30 de junio de 2009, era de 58,8 millones. De esos 58,8 se han cancelado a día de hoy 30,3", continuó Gil Marín, que afirmó que la deuda con la agencia tributaria, "el principal acreedor no sólo del Atlético sino de todos los clubes de Primera", se ha reducido "en 18 millones".

Además, admitió que la sociedad cerró el pasado ejercicio económico, 2008-09, con 27,7 millones de pérdidas, aunque "después de impuestos" se quedan en "10,1 millones". "Las pérdidas en 2007-08 fueron de 43,6 millones y se han reducido en 2008-09 un 35,7 por ciento. Hemos mejorado la pérdida del club sin recurrir a ingresos extraordinarios, a activos inmobiliarios ni de futbolistas", dijo.

También destacó el aumento de los activos inmobiliarios del club, que ascienden, según la entidad, a 27,3 millones de euros y la reducción de los gastos totales hasta 13,5 millones, al tiempo que defendió su sueldo como consejero delegado del Atlético de Madrid, que es de "900.000 euros brutos con un bonus cada vez que el equipo participe en la Liga de Campeones de 300.000 euros".

"No me parece ni mucho ni poco, me parece lo justo. Si se investiga el sector del fútbol, yo os garantizo que no estaré dentro del 'top 15' de los profesionales remunerados de los equipos de fútbol de la Liga de Fútbol Profesional", valoró Gil Marín.

Además, afirmó que, cuando el Atlético ha salido de una "situación difícil, de un proceso judicial" y termina jugando de "forma regular" la Liga de Campeones, "tiene uno de los mejores fútbol base, ha incrementado su patrimonio en más de 400 millones" y tiene una "situación bonita en todos los aspectos", no acierta "a entender por qué, igual que se judicializó al Atlético y no a otros, porque se interpretan las cuentas del Atlético y no de otros".

"El Atlético de Madrid es el cuarto presupuesto del país de la Primera División, con el cuarto nivel de endeudamiento de la Liga Nacional de Fútbol Profesional y lleva de forma permanente dos años en el cuarto puesto de la Liga Española. Somos el tercer club del país en soporte social, asistencia a campos, números de abonados, 'pay per view'.... No podemos ser cuartos, sino terceros", aseguró.

"Hoy, sin duda, somos el tercer club ya en patrimonio, pero es obvio que todavía no somos el tercer equipo a nivel deportivo. El arranque, para mí sin duda por un ataque injustificado a la estructura del club, ha afectado a todos, a la estabilidad del club y ha terminado por contaminar al equipo. El equipo ha respondido ahora para terminar en el mejor objetivo posible, sabiendo que hemos perdido un tiempo y unos puntos que no vamos a recuperar", recalcó.

Gil Marín también defendió su gestión y la de Enrique Cerezo, presidente, al frente del club: "No hay ni una sola acción embargada, ningún proceso judicial, tiene una plantilla con mucho valor, más de 120 millones de euros en cuatro futbolistas, 240 millones de euros para invertir en el nuevo estadio y una ciudad deportiva de 140 hectáreas en propiedad".