Público
Público

Gipuzkoa evalúa los daños por las lluvias y trata de recuperar la normalidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las localidades de Gipuzkoa más afectadas por las lluvias registradas el pasado fin de semana evalúan hoy los daños causados y comienzan a recuperar la normalidad, aunque sigue la búsqueda de un vecino de Irun desaparecido y varias familias donostiarras no han vuelto aún a sus casas.

Gipuzkoa ha sido el territorio del País Vasco más afectado por el temporal de fuertes precipitaciones que han desbordado varios ríos y han ocasionado inundaciones y cortes de carreteras en distintos puntos de la provincia, además de obligar a evacuar a varias decenas de personas en San Sebastián y un campamento rumano en Astigarraga.

En esta población, los locales comerciales han sido los más afectados, ya que en muchos de ellos el barro que ha dejado el agua al retirarse llega hasta un metro de altura.

Según ha informado a Efe la teniente alcalde de Astigarraga, Maite Olaziregi, cientos de garajes particulares también han resultado anegados por el lodo, lo que ha llevado al consistorio a alquilar una decena de bombas para que los perjudicados puedan achicar el agua.

Además, el ambulatorio permanecerá cerrado al menos todo el día de hoy, la parte baja del municipio no tiene servicio de teléfono, y los integrantes del campamento rumano evacuados ayer del barrio de Ergobia están siendo atendidos en el frontón del Ayuntamiento.

Olaziregi ha recordado que otras cuatro personas, dos niños y dos adultos, fueron evacuados ayer en embarcaciones tipo "zodiac" del barrio de Ergobia.

También en Andoain los servicios municipales han comenzado a trabajar en las labores de recuperación, después de que se hayan reabierto los accesos por carretera a la localidad, que ayer tuvieron que ser cerrados tras el desbordamiento del río Oria.

Fuentes del consistorio han explicado que un hombre que fue evacuado junto a su esposa de un caserío permanece ingresado en el Hospital Donostia tras sufrir una caída.

La calle Mayor de Andoain, que resultó ayer anegada por el agua, podría reabrirse este mediodía. Además, se trabaja en la limpieza de varias empresas del polígono Bazkardo afectadas por el barro y la carretera que da acceso al valle de Leizaran va a ser cortada por desprendimientos.

La iglesia de Santa Cruz y el polideportivo han sido otros de los edificios inundados, aunque este último permanece parcialmente abierto al público sin servicio de duchas ni piscina, mientras que la coalición política Amaiur, que había anunciado un mitin en esta localidad hoy por la mañana ha decidido suspenderlo.

En Hernani, otra de las poblaciones más afectadas, el equipo de gobierno municipal evalúa a estas horas los daños ocasionados por las inundaciones por lo que no ha facilitado información al respecto, mientras que el de San Sebastián tiene previsto hacerlo esta mañana en una rueda de prensa.

Eusko Tren, por su parte, ha anunciado que el servicio de la línea Bilbao-San Sebastián que ayer se vio afectada por las fuertes lluvias ya ha sido restablecido.

Iberdrola ha informado no obstante de que unos 900 abonados de Gipuzkoa se encuentran sin suministro eléctrico en Martutene y parte de Hernani ya que el agua ha afectado a varios de sus distribuidores.

Además, continúan inundados algunos polígonos industriales como el de Usabal en Tolosa, además de afecciones al tráfico por cortes de algunas carreteras como la N-634 en Deba entre Zarautz y Getaria, retenciones y accidentes de tráfico de menor importancia, entre otras afecciones.