Público
Público

La globalización acaba con los himnos infantiles

Un estudio revela la desaparición de canciones populares en los programas de niños

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La música popular en las bandas sonoras infantiles desaparece de forma progresiva. Esta es una de las principales conclusiones a la que ha llegado un grupo de 20 investigadores de cuatro países (España, Argentina, Brasil y Chile), tras analizar la música de los programas infantiles de distintos canales de televisión. Este estudio, coordinado por Amparo Porta, profesora de la Universitat Jaume I (UJI) de Castellón, ha sido recopilado en el libro ¿Qué escuchan los niños en la televisión? (Ed. Rivera Editores y Publicaciones de la UJI).

Los investigadores compararon las bandas sonoras de ocho programas infantiles: Los Simpson y Patito feo (Argentina), Los Lunnis (TVE), Club Súper 3 (TV3), Babalà (Canal 9), La banda (Canal Sur), Musitronia (Chile) y Castelo Rá-Tim-Bum (Brasil), con una muestra total de un centenar de horas de televisión. Resultado: 'Cada vez más niños escuchan menos variedad de música', afirma Porta, que achaca este 'empobrecimiento del patrimonio sonoro y del hábitat en que crecen los pequeños' al efecto de la 'globalización'.

El pop-rock domina casi toda la música infantil y apenas hay canciones españolas

'Casi toda la música que escuchan los niños procede de EEUU, y la influencia de ese país es total, ya que ejerce una colonización también en las bandas sonoras infantiles', añade la docente de la UJI.

El análisis se elaboró a partir de tres elementos: la programación propia; la publicidad, y los dibujos animados, que suelen ser de producción extranjera y pueden ocupar hasta el 80% del tiempo de la programación. Además, los investigadores elaboraron un cuestionario con preguntas relacionadas con la tipología de los instrumentos musicales; la continuidad o no de la melodía; el ritmo utilizado; o los géneros y estilos musicales.

'Cada vez más niños escuchan menos variedad de música', concluye el trabajo

Así, la mayor parte de la música infantil está vinculada al pop y al rock, y los géneros y estilos tradicionales que aparecen en los programas que ven los chavales proceden de otros países, como en el caso de RTVE, que incluye rancheras, polkas, country o blues, pero ninguna canción española. 'Todos los programas apuestan por elementos culturales tradicionales... pero de origen extranjero', concluye Porta, que cree que su hipótesis de trabajo puede extrapolarse a otros países. Adiós, pues, a himnos generacionales como La abeja Maya, Marco o David el Gnomo. Hoy, eso sería casi impensable. Aunque siempre hay excepciones: Los Lunnis, Pocoyó y Las tres mellizas son dibujos cuyas bandas sonoras huyen de esa uniformidad.

'El niño no elige el entorno sonoro que el adulto crea para él. Por eso, las producciones de televisión deben tener en cuenta los elementos cognitivos del niño a la hora de crear sus productos', sostiene Amparo Porta.

El objetivo de los investigadores es que este proyecto continúe en el futuro. Ya tienen en mente una segunda fase, en la que preguntarán directamente a los niños qué música recuerdan, qué melodía les hace bailar o qué música les crea tristeza o felicidad para conocer la percepción de las bandas sonoras infantiles por parte de los críos.