Público
Público

Glucosamina y condroitina no desaceleran la artritis: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de expertos indicó que laglucosamina y el sulfato de condroitina, que son dossuplementos muy populares usados para combatir la artritis y eldolor articular, no parecen funcionar mejor que el placebo a lahora de desacelerar la pérdida de cartílago en la rodilla.

Pero los investigadores señalaron que algunos de losresultados fueron contradictorios y añadieron que se requierenmás estudios sobre estos suplementos.

"A los dos años, ningún tratamiento mostró lo quedeterminamos como una reducción clínica importante en lapérdida de espacio articular", dijo el doctor Allen Sawitzke,de la Escuela de Medicina de la University of Utah, quien ayudóa dirigir el estudio.

La investigación, financiada por el Centro Nacional para laMedicina Alternativa y Complementaria de los InstitutosNacionales de Salud de Estados Unidos, confirmó otrosresultados, al demostrar que los suplementos tienen escasos onulos efectos.

El estudio fue denominado ensayo de intervención sobre laartritis con glucosamina y condroitina o GAIT.

En un artículo que se publicará en la edición de octubre dela revista Arthritis & Rheumatism, Sawitzke y sus colegasdijeron que tuvieron problemas para interpretar los resultados,porque los pacientes que tomaban placebo presentaban una menorpérdida de cartílago de la que hubieran tenido que mostrar.

Los hallazgos iniciales del estudio GAIT en el 2006revelaron que los suplementos no disminuían el dolor de laartritis de rodilla, excepto en un pequeño grupo de pacientescon dolor moderado a severo.

Los investigadores continuaron observando a 572 voluntariosdurante 18 meses más y hallaron que los suplementos no parecíandesacelerar la pérdida de cartílago, tomados solos ni enconjunto.

El equipo indicó que la artritis empeoró en el 24 porciento de los participantes que consumían ambos suplementos, aligual que en aquellos que tomaban placebo.

"La investigación sigue mostrando que la osteoartritis, quees la forma más común de artritis, parece ser el resultado deuna serie de factores, incluida la edad, el género, lagenética, la obesidad y las lesiones articulares", manifestó eldoctor Stephen Katz.

"Dado que la osteoartritis afecta a casi 21 millones deestadounidenses, estamos buscando formas no sólo de tratar eldolor, sino también de apuntar a los efectos estructurales dela condición", añadió Katz, director del Instituto Nacional deArtritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel.