Público
Público

GM anuncia la suspensión de 600 empleos en Figueruelas durante un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La dirección de General Motors (GM) España ha anunciado hoy su intención de suprimir durante un año, a partir del próximo noviembre, 600 contratos en la planta de Figueruelas (Zaragoza), sobre una plantilla de unas 7.500 personas, para hacer frente a la caída de la demanda.

La medida, que ha sido recibida por los sindicatos con "sorpresa" y "rechazo", comenzará a negociarse la semana que viene y afectará principalmente al personal de manufactura.

El Gobierno de Aragón ha reaccionado con "preocupación" ante la situación del sector, donde hoy también se han conocido el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 1.300 trabajadores en la factoría de Ford de Almussafes (Valencia) y la suspensión del turno nocturno de los modelos Seat Altea y León en la planta de Martorell (Barcelona).

La dirección de Figueruelas, la única planta de GM que fabrica de manera simultánea tres modelos -el Opel Corsa, el derivado comercial Combo y el monovolumen Meriva-, ha justificado su decisión por la caída de la demanda, que ha provocado un recorte en la producción del 10 por ciento.

En declaraciones a Efe, el presidente del Comité de Empresa, José Juan Arcéiz, ha subrayado que los representantes sindicales han coincidido en el rechazo a esta medida, por lo que pedirán a la dirección estudiar los volúmenes de producción "con precisión" y tratarán de plantear "alternativas".

El recorte ha cogido por sorpresa a los sindicatos porque se ha producido sólo once días después de que GM Europa anunciara la retirada del plan de competitividad que implicaba la supresión de 5.525 puestos de trabajo en toda Europa, de los que 900 empleos correspondían a Figueruelas.

GM Europa justificó esta "marcha atrás" ante la necesidad de buscar alternativas ante la crisis del mercado automovilístico, aunque fuentes sindicales han afirmado que en realidad se debe a la debilidad financiera de la multinacional, que hubiese dificultado el pago de las indemnizaciones a los afectados por el plan de empleo.

Antes de este anuncio, la dirección ya estableció paros técnicos en Figueruelas para los días 22 y 23 de septiembre, y 3, 6, 7, 8, 9 y 10 de octubre, y la supresión del turno de noche del Meriva a partir de noviembre, en el que precisamente trabajan 600 personas, que los sindicatos esperaban que fueran recolocadas.

En declaraciones a Efe, el secretario de la Federación de Metal, Construcción y Afines de UGT-Aragón, Luis Tejedor, ha abogado por el "diálogo" y la "negociación" con la compañía desde una posición "realista".

En su opinión, "lo más importante ahora es mantener el vínculo laboral" de los trabajadores que se vean afectados por la suspensión hasta que comience la producción del nuevo Opel Meriva en octubre de 2009, momento en el que UGT, fuerza mayoritaria en el Comité de Empresa, confía en que se pueda recuperar el volumen de empleo.

CCOO, segundo sindicato en el comité, ha calificado de "desconcertante" la medida anunciada por GM y expresado el "absoluto rechazo" a "cualquier formula que implique aspectos tan negativos como los planteados hacia los trabajadores".

El sindicato ha criticado la "deriva de la dirección", al haberse pasado de una situación de "jornadas extras de trabajo en sábados y de requerimientos de subcontratar actividades", a otra "carente de alternativas viables".