Público
Público

GM considera una nueva oferta de Spyker por Saab

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las acciones del fabricante alemán de automóviles Spyker subían el lunes después que la compañía hiciera una nueva oferta por Saab, la marca sueca de vehículos de lujo de General Motors.

Spyker, que también tiene capital ruso, dijo el domingo que había presentado una oferta renovada de vía rápida para adquirir a Saab, de GM [GM.UL], sólo dos días después de que fracasaran las conversaciones de último minuto con GM para un rescate de la atribulada automotriz sueca.

La propuesta de Spyker Cars expira a las 22:00 GMT del lunes.

Las acciones de Spyker Cars treparon hasta un 34,5 por ciento, y a las 13:58 GMT escalaban un 26,8 por ciento, a 2,16 euros, en Amsterdam, debido a que su renovado acercamiento a Saab elevaba la esperanza de que la pequeña firma alemana podría expandir exponencialmente sus operaciones y, tal vez, volverse rentable.

Abandonar la marca sueca de 60 años eliminaría 3.400 empleos en Suecia y afectaría a 1.100 concesionarios de Saab, pero General Motors dijo el domingo que evaluaría las nuevas muestras de interés por el negocio.

Spyker, de la que el magnate bancario ruso Vladimir Antonov posee casi un 30 por ciento, dijo el domingo que presentó una oferta renovada que incluye una propuesta de 11 puntos que lidia con cuestiones que surgieron durante el proceso de auditoría.

El banco estatal ruso Sberbank y la automotriz canadiense Magna intentaron adquirir la unidad Opel de GM, pero la estadounidense decidió conservarla el mes pasado.

Rusia está deseosa de obtener tecnología occidental para inyectar energía a su industria automotriz local.

"Estamos muy confiados de que hemos presentado una propuesta que puede convencer a GM a tiempo", dijo el consejero delegado de Spyker Cars, Victor Muller, a Reuters en una entrevista telefónica concedida el domingo.

La nueva oferta elimina la necesidad de una aprobación de préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) antes de fin de año, lo que permitiría que el acuerdo fuera concluido dentro del

Spyker, fabricante de los deportivos de lujo C8 Aileron y D8, obtuvo financiación de rescate en 2007 de Mubadala, un fondo soberano de Abu Dabi que posee un 23 por ciento de la compañía, mientras que Muller posee un 10 por ciento.