Público
Público

GM dice que Figueruelas entra en su estrategia futura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión de General Motors de no vender su división europea Opel al grupo canadiense Magna causó gran sorpresa el miércoles en la planta de Opel en España, y la compañía estadounidense ha dicho que su planta zaragozana de Figueruelas es una "operación clave" en el futuro de la empresa en Europea.

"La planta de Figueruelas en Zaragoza ha sido una parte integral de GM en los últimos 27 años y será una operación clave en la estrategia futura europea de GM", dijo Enrico Digirolamo, vicepresidente del grupo y jefe de operaciones en Europa, que agradeció al ministro de Indusria, Miguel Sebastián, y al gobierno regional "por el gran apoyo (...) que han proporcionado a esta planta".

Horas antes, Sebastián había advertido a GM que "el acuerdo que ya habíamos cerrado con Magna es un suelo, es un acuerdo de mínimos y a partir de ahí podemos seguir hablando pero desde luego nunca por debajo de ese acuerdo".

El preacuerdo aprobado por los sindicatos de trabajadores de la planta de Figueruelas como base de negociación con Magna para el recorte de gastos preveía 900 despidos, frente a los originales casi 2.000 que deseaba el grupo canadiense, y unos niveles de producción estable durante los próximos años.

En este sentido, los representantes sindicales mostraron su disposición a negociar con GM un eventual plan de reestructuración, de la misma manera que lo hicieron con Magna.

"Me parece correcto que el ministro Sebastián haya planteado eso, pero hay que ser prudentes", dijo José María Fernando, secretario general de la sección sindical de Comisiones Obreras (CCOO) de la planta de Opel en Zaragoza, antes de reunirse con el ministro en la sede de Industria, en Madrid.

"Venimos a dar nuestra opinión, porque se trata de que los sindicatos, el Gobierno nacional y el de Aragón vayamos en una misma dirección", añadió, exigiendo a GM que se persone ante la representación de los trabajadores para conocer su plan.

"La última referencia que tenemos de GM es de marzo, cuando presentaron un plan muy severo de reestructuración, y dudamos que eso tenga vigencia todavía", dijo Fernando.

Tanto los trabajadores de Opel España como el Gobierno español se han mostrado más flexibles que sus homólogos alemanes, que no han aceptado de buen grado la decisión de GM de no vender su filial europea a Magna, como había acordado.