Público
Público

GM se hará con el 100% de la filial canadiense CAMI, que compartía con Suzuki

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

General Motors (GM) dijo hoy que adquirirá el 100 por ciento de la empresa conjunta CAMI, que operaba hasta ahora en Canadá junto con Suzuki, después de que el fabricante japonés anunciase su intención de terminar la asociación.

GM dijo que adquirirá a Suzuki su 50 por ciento en CAMI, lo que le dejará con la totalidad del accionariado de la filial, que producía varios vehículos para los dos compañías.

La decisión pone punto a final a una relación que se inició hace 23 años.

CAMI, situada en la localidad de Ingersoll (unos 150 kilómetros al suroeste de Toronto), tiene una capacidad de producción de 250.000 vehículos al año y emplea a unas 2.250 personas.

En junio, Suzuki suspendió la fabricación del modelo XL7, el único vehículo que producía en Ingersoll, por la caída de las ventas.

Pero GM produce en la factoría dos de sus modelos más exitosos, el Chevrolet Equinox y el GMC Terrain, lo que le permitirá mantener las instalaciones a pleno funcionamiento sin Suzuki.

La automotriz estadounidense señaló que las ventas de estos dos vehículos aumentaron un 17 por ciento en noviembre por lo que la empresa se ha visto obligada a añadir un tercer turno de trabajo en Ingersoll para satisfacer la demanda.

El fabricante también ha iniciado una expansión, valorada en unos 90 millones de dólares canadienses (84,6 millones de dólares estadounidenses), para aumentar la producción de Ingersoll en unos 40.000 vehículos al año.

El presidente de GM Canadá, Arturo Elías, dijo a través de un comunicado que "poner a CAMI totalmente en la familia GM es un claro voto de confianza en el personal de CAMI y se añade a otras recientes noticias positivas de la planta desde el exitoso lanzamiento de Chevrolet Equinox y GMC Terrain".

El fin del acuerdo con Suzuki elimina la última empresa conjunta que General Motors mantenía con fabricantes nipones. A principios de este año, canceló otra empresa conjunta que mantenía en California (EE.UU.) con Toyota.

En 2008, GM vendió el 3 por ciento del capital que mantenía en Suzuki para incrementar su liquidez. Hasta 2006, había poseído un 20 por ciento de esta automotriz japonesa.