Público
Público

GM reanuda el jueves los contactos con los gobiernos

Aragón mantendrá los 200 millones en ayudas si se asegura la producción del modelo Meriva

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La automovilística General Motors volverá de nuevo a negociar el futuro de Opel el jueves en la primera reunión con los gobiernos europeos afectados tras dar marcha atrás en su decisión de vender la marca a Magna. Bruselas será el escenario y, sobre la mesa, estará el futuro de la planta española de Figueruelas (Zaragoza), la más productiva del grupo.

En el XII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, Marcelino Iglesias, presidente de Aragón, no ocultó su satisfacción por que el mando vuelva a estar en manos de General Motors: 'Siempre nos pareció mejor su propuesta'. La opción de Magna significaba dar prioridad a que la producción se acercara más a Rusia, a Europa oriental, con Alemania como principal beneficiado.

Y fue más allá. 'Nos preocupaba que el acuerdo fuera puramente político: Alemania paga y salva empleos y los demás, sálvese quien pueda. Eso no es razonable'. Y añadió que 'siempre vimos que las elecciones alemanas distorsionaban muchísimo las negociaciones'. Con lapsus incluido, el presidente regional, señaló que 'siempre nos pareció muy extraño que los americanos hicieran un regalo, una venta de tecnología a los soviéticos' (quiso decir ex soviéticos), en referencia a Sberbank, el banco ruso aliado a Magna.

Si la producción del Meriva se mantiene en Figueruelas, el Gobierno aragonés pondrá 'sobre la mesa' los 200 millones en ayudas que ya ofreció. La parte que aportaría el Ejecutivo español está por concretar. España deja claro que no admitirá más de los 900 despidos que negoció finalmente con Magna. Así lo ratificó el presidente aragonés al declarar que en la reunión del jueves 'el punto de partida no puede ser inferior a lo acordado con Magna'.

La previsión no es que General Motors ponga ya una propuesta sobre la mesa, pero sí que la primera toma de contacto, por parte de la secretaria general de Industria, Teresa Santero, y el resto de gobiernos implicados con el vicepresidente financiero de GM, aclare las intenciones.

Para el viernes se ha convocado una reunión de los comités de empresa de todo el grupo en Europa para tomar una posición conjunta. Posteriormente, a las 13 horas, el comité se reunirá con los representantes de General Motors, informa Glòria Ayuso. Curiosamente, el encuentro ya estaba previsto, pero con Magna. 'Como ya existía un acuerdo de todas las plantas sobre cómo se debía llevar a cabo la reestructuración, íbamos a cerrar el consenso respecto al plan de ahorro', explicó ayer Pedro Bona, delegado en el comité europeo de Figueruelas. Bona consideró que lo más probable es que 'GM ponga sobre la mesa un plan similar al de Magna, con pequeños cambios'. Lo contrario comportaría conflicto con Alemania y Bélgica.