Público
Público

El gobernante PPP se impone en las primeras elecciones en la región norteña paquistaní

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La formación que encabeza el Gobierno paquistaní, el Partido Popular (PPP), ha vencido en las primeras elecciones legislativas celebradas en la región septentrional de Gilgit-Baltistán, informó hoy a Efe una fuente de la Comisión Electoral.

El PPP, del presidente Asif Alí Zardari, se ha hecho con 12 de los 21 escaños oficializados hasta ahora, del total de 24 de elección directa con los que cuenta la Asamblea regional de Gilgit-Baltistán, creada después de que el Ejecutivo central concediera en agosto mayor autonomía a este territorio ubicado en la zona histórica de Cachemira.

El segundo partido nacional, la opositora Liga Musulmana-N del ex primer ministro Nawaz Sharif, sólo estará representado con dos diputados, mientras que tres asientos serán ocupados por candidatos independientes y otros cuatro han sido adjudicados a diferentes formaciones políticas.

Según la fuente, el organismo electoral aún está realizando el recuento de la votación en dos de las circunscripciones, aunque varios partidos opositores han acusado al PPP de fraude electoral y han abogado por la repetición de los comicios.

Más de 700.000 ciudadanos depositaron sus votos el pasado día 12 de noviembre para escoger a 23 de los 24 diputados de elección directa, pues la votación se suspendió en una de las circunscripciones por el fallecimiento de un candidato.

El Gobierno del PPP había concedido en agosto mayor autonomía, aunque no estatus de provincia, a las conocidas como "Áreas del Norte", un territorio limítrofe con Afganistán y China surcado por altas cordilleras.

Gracias a la reforma, Gilgit-Baltistán ha obtenido más competencias, y tendrá un gobernador y un alto tribunal propios.

También quedará formado un Gobierno local con seis ministros y un jefe de Gabinete procedentes de la nueva Asamblea legislativa, que contará con los diputados escogidos en las elecciones de la semana pasada, y con nueve escaños más reservados para mujeres y tecnócratas.

El estatus concedido por Pakistán a este territorio ha suscitado críticas de la India, que reivindica su soberanía por estimar que forma parte de la región histórica de Cachemira, en disputa desde la independencia y partición del subcontinente, en 1947.