Publicado: 22.05.2014 00:00 |Actualizado: 22.05.2014 00:00

El Gobierno afirma que los guardias civiles que peregrinan a Lourdes fomentan la paz mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los efectivos escasean en ciudades como Ceuta o Melilla por falta de recursos y, a pesar de ello, el Ministerio del Interior sufragó los gastos de desplazamientos y manutención de una docena de guardias civiles que a principios de mes peregrinaron a la localidad francesa de Lourdes donde existe un santuario de la confesión católica.

Esta fue la denuncia que realizó el pasado marzo la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) y que la coalición Amaiur —que integra a la izquierda abertzale, EA, Aralar y Alternatiba— transformó en pregunta parlamentaria al Gobierno. 

Pues bien, el Ejecutivo le respondió el pasado miércoles 14 justificando que se haga cargo de esos gastos, que según diferentes informaciones podrían llegar hasta los 56.000 euros, porque fomenta "la conciliación y la paz entre las naciones". En su texto de respuesta (ver PDF), al que Público ha tenido acceso y que cuyo contenido ya adelantó el viernes Naiz.info, el equipo que preside Mariano Rajoy justifica dicho dispendio en que se trata de una costumbre heredada del franquismo. "La peregrinación", apunta el Gobierno, "viene realizándose desde hace 56 años". Se hace, por tanto, desde 1958, al final de la posguerra.

Asimismo, el Ejecutivo explica que el peregrinaje está compuesto por "unos 12.000 militares de 40 países, de los que 12 son guardias civiles españoles". A título de ejemplo, el equipo de Rajoy apunta a que "acuden 4.147 franceses, 729 alemanes y 2.550 italianos" y que todos ellos pertenecen "a muy diversas confesiones religiosas, no sólo católicos, que participan en estos encuentros anuales al margen de sus creencias". En todo caso, en el texto apuntan que el "objetivo" de la pregrinación es "el fomento de la conciliación y la paz entre las naciones". 

"Francia es quien invita y España, como tantos otros países, responde en la medida de sus posibilidades", remarca la nota del Gobierno. Así, tratando de dar un mensaje de austeridad, la nota explica que "de los 24 participantes españoles en 2011, han pasado a 12 en el presente ejercicio", que según una instrucción de Defensa "tienen derecho a una indemnización (alojamiento y manutención)".