Público
Público

El Gobierno de Aguirre defiende a la enfermera que cometió la negligencia

El consejero de Sanidad, Juan José Güemes, afirma que "tiene dos años de experiencia en dos grandes hospitales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El consejero de Sanidad de Madrid, Juan José Güemes, ha asegurado que la enfermera del hospital Gregorio Marañón que supuestamente cometió la negligencia que causó la muerte de Rayán, el hijo de la primera víctima mortal de la gripe A en España, 'es una enfermera joven pero extraordinariamente formada'.

'Se trata de una enfermera con dos años de experiencia en dos grandes hospitales que ha estado en unidades de críticos, nefrología, cuidados intensivos post-operatorios y desde diciembre de 2008 trabajaba en el materno infantil del Gregorio Marañón. Por tanto, contaba con la cualificación, la destreza y la competencia necesaria para desempeñar esa función', según declaraciones de Güemes —en la SER—.

Güemes ha asegurado que se van a investigar las circunstancias de la muerte de Rayán, ha confirmado que se ha apartado cautelarmente de sus funciones a las profesionales más directamente relacionadas con la atención del neonato y ha ordenado una investigación en profundidad.

Güemes, que estuvo reunido ayer por la tarde tres horas con Mohamed, el padre del pequeño fallecido, y otros familiares, ha destacado que han sido dos semanas 'muy difíciles' para Mohamed y para toda su familia.

'Hace tan solo 20 días eran una pareja joven que se acababa de casar hace un año. Dalilah embarazada, llevaba un año viviendo en España con Mohamed, que es español, con toda una vida por delante llena de proyectos e ilusiones', ha recordado.

Según datos facilitados por la Consejería de Sanidad, la enfermera, de la que no ha trascendido la identidad, terminó sus estudios universitarios en la Universidad Complutense de Madrid el 3 de julio de 2007.

Trabajó en el hospital Doce de Octubre del 21 de julio al 15 de septiembre de 2007 en la unidad de reanimación, y desde el 1 octubre de 2007 al 30 de septiembre del 2008 en la UCI del mismo hospital.

Del 4 de diciembre de 2008 hasta la actualidad ha trabajado en el materno infantil del Hospital Gregorio Marañón en el servicio de urgencias y desde hace un mes en la hospitalización.

Dada su experiencia en unidades de críticos ante la ausencia de una de las enfermeras de la unidad de neonatología, la enfermera hizo el domingo pasado, día 12 de julio, un refuerzo en dicha unidad sin tener pacientes asignados.

'En el transcurso de su turno, y ante la presencia de un cuadro de parada que requirió total atención por parte del personal de enfermería y auxiliar, procedió a la administración programada de alimentación, equivocándose en la vía de administración', según la Consejería.