Público
Público

El Gobierno anuncia que subirá el IVA y que eliminará la ayuda de 400 euros

El Gobierno sube el IVA desde julio, endurece la fiscalidad del ahorro y elimina la deducción de 400 euros . Salgado descarta tocar las Sicav. "Al Parlamento le toca ahora decidir" sobre nuevas medidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Ministros aprobó ayer el proyecto de Presupuestos del Estado para 2010, que incluye la anunciada subida de impuestos, 'necesaria y coyuntural', según la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, para ayudar a cuadrar las cuentas, y sobre la que 'la última palabra la tendrá el Parlamento'. El aumento para 2010 es de  6.500 millones, una cantidad nada despreciable pero menor que la que el Gobierno había anunciado.

A comienzos de mes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo que la subida de impuestos supondría un aumento máximo de la presión fiscal de 1,5 puntos del PIB, lo que equivale a 15.000 millones. El miércoles, en Nueva York, Zapatero matizó que la subida sería de 1 punto del PIB (10.000 millones). Finalmente, en lo que suponen de ingresos contantes y sonantes para Hacienda, la subida se queda en un 0,65% del PIB. Un aumento 'muy moderado', que, según la vicepresidenta económica, Elena Salgado, puede ayudar al entendimiento en la negociación presupuestaria con 'un grupo parlamentario importante', en una velada alusión a CiU.

Las modificaciones fiscales no se han apartado del guión adelantado en los últimos días. Se elimina la deducción de 400 euros en el IRPF, que apenas ha estado en vigor un par de años (comenzó a aplicarse en junio de 2008). Es la medida que más ingresos le reportará a Hacienda.

Sube también el IVA, pero es una subida aplazada: comenzará a aplicarse el 1 de julio, una vez que el consumo privado dé señales de recuperación, según Salgado. El alza no afectará al tipo superreducido del 4% que se aplica a los bienes y servicios considerados de primera necesidad. Sí se incrementarán un punto, hasta el 8%, el tipo reducido, y dos puntos el tipo general, hasta el 18%. Salgado insistió en que, a pesar de este aumento, los gravámenes del IVA español siguen siendo menores que los que existen en otros países de la UE, como Alemania, Francia o Portugal.

También se endurece la fiscalidad de las rentas del ahorro.  En vez del actual tipo fijo del 18%, se pasa a una tributación progresiva: los primeros 6.000 euros de rendimiento se gravan al 19%, y el resto, al 21%. Así, la subida afectará sobre todo a los contribuyentes que logren más rentas del capital; pero es la medida que menos recursos adicionales proporcionará a Hacienda, a pesar de que Zapatero dijo el miércoles que las rentas altas serían las que asumirían el 'máximo esfuerzo' en la subida fiscal.

El Presupuesto también recoge la anunciada rebaja del Impuesto de Sociedades en 5 puntos (del 25% al 20%) durante tres años para las pymes que mantengan o creen empleo.
El impacto recaudatorio anual de todas estas medidas es de 10.950 millones de euros, medido en términos de devengo, esto es, cuando se adquiere

la obligación de pagar, y teniendo en cuenta un ejercicio entero. Pero en términos de caja, esto es, cuando de verdad se ingresa el dinero, y teniendo en cuenta sobre todo que el IVA sube a mitad de año, el aumento de recaudación en 2010 es de 6.500 millones. En total, los Presupuestos prevén unos ingresos de 121.626 millones, un 21,2% por encima de como se espera terminar 2009. A este aumento contribuye tanto el alza de impuestos como el efecto escalón de algunas medidas adoptadas este año, como el nuevo sistema de devolución mensual de IVA (que inyecta unos 6.000 millones a las empresas).

Salgado subrayó que las subidas de impuestos aprobadas ayer son 'la propuesta del Gobierno, y no hay ninguna más'. 'Son las modificaciones que proponemos; a partir de ahí, son los grupos parlamentarios los que harán sus propuestas, que después se votarán', insistió. Fuentes socialistas no descartan que en la negociación parlamentaria se pongan sobre la mesa otras medidas fiscales para lograr el apoyo de algunos grupos.
En cualquier caso, Salgado reiteró sus reparos a modificar la tributación de las Sicav, las sociedades de inversión de los grandes patrimonios, y que son 'un instrumento que debería seguir existiendo'. Tampoco se mostró partidaria de avanzar ahora en la fiscalidad ambiental, (la ley de Presupuestos no puede crear nuevos impuestos), un asunto que quedaría para la ley de Economía Sostenible, donde se incluirían 'sobre todo beneficios fiscales', dijo.

La vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, y la vicepresidenta económica, Elena Salgado, han anunciado en una rueda de prensa la aprobación de la subida de impuestos anunciada el pasado mes de agosto, y han explicado que ésta se aplicará, fundamentalmente, sobre el IVA y sobre los instrumentos de ahorro.

Según ha explicado la propia vicepresidenta económica, el Gobierno ha decidido subir en un punto el IVA reducido, hasta el 8%, y en dos puntos el general, hasta el 18%.

La medida se pondrá en marcha a partir del 1 de julio, momento en el que el Gobierno prevee que comience la recuperación económica en España. Esta situación provocará, a su juicio, un aumento de la confianza en el consumidor y, por tanto, no se espera que la subida del IVA provoque una reducción de la demanda.

Los Presupuestos también contemplan la deducción de la ayuda de los 400 euros en el IRPF. La supresión de esta ayuda aportará a las arcas del Estado, previsiblemente, 5.700 millones de euros.

Asimismo, se producirá un aumento de la tributación de los instrumentos del ahorro -del 19% para los primeros 6.000 euros y del 21% para el resto- que permitirá recaudar 800 millones de euros más, según los cálculos del Ejecutivo.

Con esta subida fiscal,  el Gobierno espera conseguir un aumento de ingresos, lo que ha permitido que el gasto público para el 2010 sea seis décimas menos de lo que inicialmente se preveía. Concretamente, será de un 3,9%.

Respecto a otras posibles subidas fiscales, como en el carburante, la ministra de Economía ha descartado la existencia de figuras impositivas de ese tipo pues 'la Ley de Economía Sostenible no ejercerá toda su presión en el lado de los ingresos'.

En la rueda de prensa, las dos vicepresidentas han calificado a los Presupuestos Generales del Estado como 'solidarios, equitativos y realistas, porque la coyuntura económica actual así lo exige'.

Los Presupuestos han sido elaborados teniendo en cuenta a 'los más perjudicados de la crisis', y no contemplan la retirada de los estímulos fiscales. 

De la Vega ha garantizado que, con estos presupuestos, 'subirán las pensiones mínimas, aumentarán las becas, se seguirán percibiendo los 2.500 euros por nacimiento de hijo o adopción' y se seguirá 'apoyando las políticas de dependencia'. Todo con el objetivo de 'reactivar la economía'.

En concreto, el 51,6% del gasto contenido en los Presupuestos Generales del Estado para 2010 irá destinado a la protección social y otro 6,6% se dedicará al pago de los intereses de la deuda. A las transferencias a otras administraciones se dedicará el 21% del gasto; a I+D+i e infraestructuras, el 6,3%; y a los servicios públicos básicos (Justicia, Seguridad Ciudadana o sanidad), el 6,2%.

Finalmente, el 8,3% del gasto restante irá al capítulo de otras actuaciones económicas.

Salgado ha asegurado que el Gobierno ya se ha reunido con todos los grupos parlamentarios y que 'quisiera tener la oportunidad de llamar al PP para mantener una reunión con ellos, si es posible antes de la presentación de los Presupuestos en el Parlamento'.

El PP, por su parte, ha mostrado su desacuerdo con la subida de impuestos en múltiples ocasiones. Los conservadores han afirmado que esta 'receta económica' es una 'barbaridad' que sólo provocará un aumento del paro. La última vez ha sido hoy, momentos antes de la rueda de prensa, cuando Mariano Rajoy ha criticado la política económica del Gobierno y, más concretamente, la subida de impuestos.

Salgado se ha mostrado convencida de que están haciendo lo correcto: 'Nosotros pensamos que estos Presupuestos son los necesarios para la sociedad, así que trabajaremos para conseguir el máximo consenso posible'. 

Pese a mostrarse convencida de que en julio de 2010 comenzará la recuperación económica, la ministra de Economía ha tenido que reconocer su previsión de tasa de paro para este año: Si en 2009 la cifra ha sido de un 17,9%, en 2010 subirá hasta un 18,9%.

'18,4% en el 2011, esto también conviene recordarlo', ha concluido.