Público
Público

El Gobierno aprobará hoy un recorte del gasto de 50.000 millones

El Ejecutivo asegura que no afectará a las pensiones y a la educación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Consejo de Ministros aprobará hoy un plan de austeridad que implicará un recorte del gasto del Estado de 50.000 millones de euros desde 2010 a 2013, pero que no afectará a las partidas presupuestarias relativas a pensiones, desempleo, dependencia y educación, según fuentes de La Moncloa.

Con este plan de austeridad, elaborado 'durante las últimas semanas' por el equipo económico del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el Ejecutivo pretende reducir el déficit público, previsiblemente superior al 10% del PIB en 2009, y cumplir los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea con vistas a 2013 (3% del PIB).

Fuentes del Gobierno concretaron que, además del esfuerzo que se hará dentro de la Administración General del Estado, se propondrá al Consejo de Política Fiscal y Financiera un 'acuerdo marco' para que las comunidades autónomas 'adopten medidas contra el déficit'. El acuerdo persigue también el compromiso de que 'verifiquen esas medidas y rindan cuentas periódicamente'.

El Consejo de Ministros aprobó en noviembre el anteproyecto de la Ley de Economía Sostenible que, entre otras medidas, estipulaba un periodo de tiempo de seis meses para que el Gobierno presentara un plan de austeridad que redujera el gasto público y, de esta forma, cumplir con lo aprobado por la UE.

A la espera de conocer los detalles del plan, fuentes del Gobierno apuntaron a Europa Press que contemplará un recorte anual del déficit, de al menos, el 1,5% del PIB, y que ello se conseguirá, por un lado, mediante una reducción del gasto público y, por otro lado, por la recuperación de los ingresos en línea con la mejora progresiva del crecimiento económico, pero no por la vía de nuevas subidas de impuestos.

Previsiblemente, el plan conllevará una revisión de organismos y estructuras públicas, y podría recoger un 'esfuerzo de contención' del gasto en el capítulo de retribuciones salariales de los empleados públicos, que suponen una partida 'muy importante'.

El Gobierno defiende que este plan se aprueba 'en el momento justo', con el fin de 'apuntalar' el crecimiento económico que se pretende 'impulsar' con la Estrategia de Economía sostenible, y que éste crecimiento 'sea real' y sea de verdad 'sostenible'.

Para el Ejecutivo, es un plan 'valiente' porque 'concreta exactaente cuánto dinero y en qué partidas se aplica', 'no como hizo el PP que a pesar de reiteradas peticiones nunca ha concretado que partidas recortaría', según fuentes del Palacio de la Moncloa.

El Gobierno asegura que el plan respetará 'la premisa básica' de que las consecuencias de la crisis 'no las pagarán los más débiles porque no han sido ellos quienes las han provocado', de manera que 'no habrá recorte ni en pensiones, ni en prestaciones por desempleo, ni en dependencia'.

Tampoco se recortarán las inversiones en Educación y en I+D+i, según Moncloa, 'en absoluta coherencia con el cambio de modelo económico que recoge la Estrategia de Economía Sostenible'.

Desde los sindicatos ya se han dejado oír las primeras discrepanias. El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, alertó hoy de que el plan de austeridad puede ser 'contraproducente' y aseguró que 'si se reduce la inversión productiva, se generará más paro'.