Público
Público

El Gobierno aprueba medidas contra el paro sin consenso en el Diálogo Social

El Ejecutivo da luz verde a un paquete de medidas "ampliamente" discutido con los agentes sociales pero sobre el que no se ha conseguido un acuerdo.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha decidido dar luz verde a las medidas para mantenimiento y protección del empleo, así como para la mejora de la liquidez de las empresas, que lleva discutiendo casi un mes con los agentes sociales según lo anunciado hoy por el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho. Sin embargo, las medidas se adoptarán sin haber conseguido un acuerdo con sindicatos y patronal, que no están conformes con algunos de los puntos que se modificarán. El Consejo de Ministros será informado este viernes del contenido de las propuestas.

Tras la reunión de la Comisión de Seguimiento y Evaluación del Diálogo Social, Corbacho dijo que el Gobierno llevará al Consejo las siete medidas de carácter 'coyuntural y urgente' que los agentes sociales han venido negociando desde febrero y en las que no han mostrado su acuerdo globalmente. Sin embargo, en opinión de Corbacho, las medidas ha sido 'ampliamente' discutidas y ya era el momento de tomar una decisión. 

En este sentido, remarcó que en la Declaración del Diálogo Social del 29 de julio de 2008, el Gobierno se comprometió a no tomar ninguna decisión en torno a una reforma del mercado laboral sin acuerdo pero Corbacho entiende que este paquete de medidas, que contemplan incentivos a la contratación parcial o ampliaciones del seguro del desempleo en el caso de los ERE, no necesitan el consenso.

'El Gobierno gobierna, ha gobernado y gobernará' dijo Corbacho para explicar la toma de decisión sin acuerdo. Sin embargo, esta decisión no significa una ruptura del Diálogo Social ya que sindicatos, Gobierno y patronal se han comprometido a continuar trabajando un nuevos acuerdos. 

El ministro dijo que estas propuestas supondrán un coste para el Estado de unos 1.500 millones de euros, y precisó que el Gobierno estudiará en cada caso el instrumento jurídico que requiere cada una de ellas, probablemente el decreto ley para la mayoría que se articulará en las próximas semanas. Así, algunas medidas podrián entrar en vigor dentro de dos semanas aunque las bonificaciones requieren una modificación de la Ley de la Seguridad Social. 

Entre las medidas más criticadas por los sindicatos están las bonificaciones a las cuotas empresariales lo que en su opinión 'no crea empleo' y se corre peligro de generar un 'efecto sustitución' (contratar a personas que tengan derechos a las bonificaciones frente a aquellos que no las tienen). Por su parte, la patronal insistió de nuevo en la necesidad de una reforma 'estructural' del mercado de trabajo, porque, en su opinión, el diálogo social debe ser 'ambicioso' y estas medidas puede que frenen la destrucción de empleo 'de forma puntual'.

Dentro de las siete medidas que aprobará el Ejecutivo el próximo viernes, Corbacho destacó la reposición de prestaciones por paro cuando se produzcan ERE temporales y subrayó que el periodo máximo de reposición de la prestación por extinción será de 120 días y 90 en el caso de los expedientes por suspensión. Las empresas tendrán una reducción del 50% de la cuota que deben pagar por sus trabajadores afectados por una suspensión temporal de empleo durante 240 días. 

Esta medida es válida para los ERE presentados entre el 1 de octubre de 2008 y el 31 de diciembre de 2009, aunque Corbacho precisó que a finales de este año se podría prorrogar por un año máximo, dependiendo de las circunstancias.

Otra medida es que la empresa que contrate a un trabajador en paro podrá bonificarse el cien por cien de la cuota empresarial de la Seguridad Social de dicho trabajador hasta un máximo equivalente del importe que tuviera pendiente de percibir a la entrada en vigor del contrato. El tope máximo serán tres años.

El Gobierno también aumentará la cuantía en la bonificación de los contratos a tiempo parcial (el porcentaje de bonificación será un 30% más que la jornada pactada en el contrato). Esto quiere decir que si un trabajador que está contratado por, por ejemplo, el 70% de la jornada la empresa tendrá una bonificación del 100% en su cuota.

El ministro también se refirió a la nueva línea del ICO para mejorar la financiación de la mediana empresa, que todavía está sin cuantificar y que depende del ministerio de Economía y Hacienda.

1. Incentivos a la contratación a tiempo parcial.

2. Uso de las prestaciones por desempleo para bonificar las cotizaciones sociales.

3. Contador a cero en los ere para la prestación del paro.

4. Aplazamiento de cuotas a la seguridad social.

5. Eliminación del periodo de espera para la transición de la prestación al subsidio.

6. Compromiso con el empleo tras la suspensión temporal en un ERE.

7. Refuerzo de los servicios públicos de empleo.