Público
Público

El Gobierno aprueba el plan de retorno de inmigrantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ofrecerá a los inmigrantes desempleados la posibilidad de cobrar todo el subsidio del paro de una vez paravolver a sus países de origen, en virtud de un real decreto de ley aprobado el viernes para atajar el número creciente de inmigrantes que se apuntan alas oficinas de empleo.

La iniciativa, que tendrá carácter voluntario y afectará a los ciudadanos extracomunitarios, entrará plenamente en vigor a finales de octubre onoviembre, después de los trámites jurídicos que obligan a un informe del Consejo de Estado.

El convenio está destinado a los inmigrantes de los 19 países que tengan convenio con la Seguridad Social española y que deben comprometerse ano volver a España en un plazo de tres años, dijo el viernes el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en la rueda de prensa posterior a la reunióndel gabinete.

El decreto dará a casi 300.00 parados inmigrantes la opción de cobrar el 40 por ciento del salario total del paro de dos años mientras están enEspaña y el 60 por ciento una vez estén en casa.

Más del 10 por ciento de la población española está compuesta de inmigrantes que han llegado al país en los últimos años para cubrir empleos debaja remuneración en el sector servicios y en la industria de la construcción.

La debilidad económica ha sacudido estos dos pilares de crecimiento económico y muchos analistas esperan que España entre en recesión en lasegunda mitad del año, una caída drástica desde el robusto crecimiento del 3,7 por ciento del PIB registrado en 2007.

El desempleo ascendió en agosto en 100.000 personas, hasta alcanzar un récord en diez años de 2,5 millones, y se prevé que continúe creciendoen diez años, y muchos prevén que esté por encima del 15 por ciento, o 3,5 millones, el próximo año.

La comunidad inmigrante ha sido la más afectada, llegando al 67 por ciento de los desempleados en agosto, comparado con el año pasado, y conun aumento general del 25 por ciento.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que regularizó a casi 700.000 inmigrantes ilegales cuando llegó al poder en 2004, ha endurecido supolítica migratoria.

Corbacho dijo a principios de mes que los contratos de trabajo ofrecidos en los países de origen desaparecerían prácticamente el año próximo,aunque después el Ejecutivo aclaró que su política no había variado y que se demandarían trabajadores de los sectores en los que fueran necesarios,como el de los temporeros.

El Gobierno también quiere restringir los visados de reunificación familiar, que espera que recorten la inmigración en un 40 por ciento.