Público
Público

El Gobierno aprueba la privatización de Loterías

En la operación se sacará a Bolsa el 30% de la Sociedad Estatal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno formalizó ayer la privatización del 30% de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado. Con la salida a Bolsa, la operación se convierte en la mayor privatización de la historia de España y termina así con 250 años de gestión estatal del sector del juego.

El ministro de Fomento y portavoz del Gobierno, José Blanco, explicó que la oferta se dirige tanto a inversores institucionales como a minoritarios. Blanco también aclaró que la operación cumple con los objetivos de transparencia y publicidad que exige el Consejo Consultivo de Privatizaciones, que dio el lunes el visto bueno a la ejecución.

Del 30% de la empresa que saldrá a Bolsa, el 40% se ofrecerá a instituciones (incluidas las internacionales), mientras que el resto se ofrecerá al tramo minorista. En el proceso, se pondrán en circulación 375.617.760 títulos con un valor nominal de diez euros cada uno.

De ellos, un máximo del 10% corresponderá a la opción de compra de un paquete accionarial reservado para los colocadores. Los bancos que coordinarán la operación son GoldmanSachs, JP Morgan, UBS, Crédit Suisse, BBVA y Santander.

Una vez obtenido el visto bueno del Consejo de Ministros, la Comisión Nacional del Mercado de Valores deberá aprobar el folleto de la emisión a finales de la semana que viene, lo que permitirá a Loterías comenzar la gira ante los inversores el próximo lunes 3 de octubre.

La privatización de Loterías cierra un proceso abierto hace ya dos años, cuando se modificó la Ley del Juego con el objetivo de separar al operador del regulador, de regularizar el juego online y de liberalizar dos tercios del sector.

Dependiendo de la valoración, Loterías se convertirá en la séptima u octava empresa del índice Ibex 35 por capitalización, que el propio presidente de la compañía, Aurelio Martínez, estimó en junio que rondaría los 21.000 millones de euros.

Fuentes del mercado indican que el Estado espera recaudar alrededor de 7.000 millones de euros con la operación, aunque los fondos obtenidos no pueden ir a reducir el déficit público porque no se trata de un ingreso corriente y, según la contabilidad nacional, no se pueden dedicar estos ingresos a reducirlo.

En 2010, Loterías obtuvo un beneficio neto de 2.594 millones de euros, el 13,3% menos que un año antes. Mientras, el volumen de ventas superó los 9.500 millones de euros, el 2,5% menos que en 2009.

En conjunto, Loterías ingresó 9.592 millones de euros mediante los nueve juegos que gestiona: Lotería Nacional, Lotería Primitiva, Bonoloto, el Gordo de la Primitiva, Euromillones, la Quiniela, el Quinigol, Lototurf y Quíntuple Plus. Del total, 5.323 millones correspondieron a la Lotería Nacional.

En 2010, el sector del juego registró en España un descenso del volumen de negocio del 9,20%, aunque para Loterías el recorte fue del 2,56%. La propia empresa califica en su memoria anual estos resultados como 'nada desdeñables, dada la situación de crisis generalizada en la que está inmersa la economía española'. Loterías y Apuestas del Estado cuenta con cerca de 250 años de historia, desde que Carlos III importara en 1763 esta tradición napolitana.