Público
Público

El Gobierno argentino dice que el Senado aprobará la nacionalización de Aerolíneas Argentinas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro argentino del Interior, Florencio Randazzo, aseguró que el oficialismo logrará la aprobación definitiva de la ley de traspaso de Aerolíneas Argentinas del grupo español Marsans al Estado, que comenzó a debatir hoy el Senado.

"Yo creo que tenemos los votos necesarios y hoy va a ser un día importante porque el Parlamento va a terminar de sancionar la ley", declaró el ministro a radios de Buenos Aires.

El debate del proyecto para nacionalizar la aerolínea de bandera y su subsidiaria de vuelos domésticos Austral comenzó hoy con 60 de los 72 miembros del Senado, controlado por el gobernante Frente para la Victoria, una fracción del peronista Partido Justicialista.

El proyecto oficial, que rechazan las principales fuerzas de la oposición, convalida el compromiso del Estado de comprar a Marsans el 94,41 por ciento de Aerolíneas y el 97 por ciento de Austral, a un valor que deben determinar los organismos públicos de auditoría y que deberá aprobar en una segunda instancia el propio Parlamento.

La iniciativa ya fue aprobada por la Cámara de Diputados el mes pasado, con modificaciones pactadas por el oficialismo con el fin de lograr un mayoritario apoyo en el Senado al proyecto gubernamental.

El senador Gerardo Morales, líder de la opositora Unión Cívica Radical (UCR), segunda fuerza en el Parlamento, reiteró hoy su rechazo porque a su juicio el proyecto oficial "obliga al país a hacerse cargo de los 890 millones de dólares de deuda" de las aerolíneas.

Reiteró que Marsans ha "vaciado" y "llevado a la quiebra" a Aerolíneas y Austral.

La UCR, la Coalición Cívica, de centro izquierda, y la alianza conservadora Propuesta Republicana también cuestionan el sistema acordado a mediados de julio por Marsans y el Gobierno argentino para valuar a las compañías en base a flujos futuros de fondos.

La Auditoría General de la Nación ha denunciado que Marsans no entregó el balance contable de las compañías de 2007, mientras que el grupo español ha advertido que presentará una demanda ante el tribunal arbitral del Banco Mundial si no se cumple lo pactado con el Gobierno argentino.

Como principal cambio al proyecto original, la Cámara de Diputados ha eliminado un artículo por el que el Parlamento iba a convalidar un acta de acuerdo firmada por Marsans y el Gobierno argentino el 17 de julio último.

Ese acuerdo establece que cada parte hará su propia evaluación para establecer el precio de las acciones y, en caso de desacuerdo, se recurrirá a un auditor externo internacional cuyo veredicto será inapelable tanto para Marsans como para el Gobierno.

Según el texto de la iniciativa que debate ahora el Senado, va a ser un tribunal estatal de cuentas de Argentina el que fijará el precio de las compañías y la última palabra para aprobar o desaprobar el valor de la compra la tendrá el Parlamento.

El secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, ha admitido la posibilidad de llegar a una expropiación de la empresa en caso de que Marsans no acepte el precio que aprueben los legisladores.

El director corporativo de Interinvest (Marsans), Vicente Muñoz, dijo el lunes ante comisiones del Senado que el grupo español aceptará el precio que fije el Tribunal de Tasación argentino si coincide con la valoración del Credit Suisse, contratado por la empresa como consultor externo.