Público
Público

El Gobierno asegura que Haidar entró de forma "legal" a España

Zapatero y De la Vega confirman que la activista tenía un "permiso de residencia legal" y que fue "la policía de fronteras" quien permitió su entrada al país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Haidar entró en España de forma 'legal'. Así lo han asegurado en sendas ruedas de prensa tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como la vicepresidenta primera de Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien ha confirmado que la activista saharaui entró en el país porque 'tiene un permiso de residencia legal'. 

Zapatero ha respondido a las preguntas sobre este asunto al término de la reunión que los jefes de Estado y de Gobierno europeos han mantenido hoy. 'La señora Haidar entró en España conforme a la ley', ha sentenciado el jefe del Ejecutivo, quien también ha asegurado que corresponde 'a las autoridades administrativas' establecer las 'autorizaciones y denegaciones'. 

En ese mismo sentido se ha expresado De la Vega tras la reunión del Consejo de Ministros, al asegurar que fue 'la policía de fronteras' quien autorizó la entrada de Aminatou Haidar el pasado 14 de noviembre. También ha defendido la gestión del Ejecutivo, que según la vicepresidenta actuó conforme a la ley y 'por motivos humanitarios'. 'Era residente legal en España cuando viajó a Marruecos con pasaporte marroquí', ha aclarado.

De la Vega considera que la compañía aérea que le admitió en el viaje de vuelta 'aplicó el artículo 66 de la Ley de Extranjería, que prevé el transporte al punto de origen de los rechazados en frontera', de modo que Haidar entró 'como residente legal', insistió la vicepresidenta. 

De la Vega no descarta 'adoptar todas las medidas' legales para evitar la muerte de Haidar

Zapatero, por su parte, ha descartado la mediación del rey en el caso Haidar y ha confirmado que tiene encomendado al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, que 'se ocupe de contribuir a resolver la situación'. 

El jefe del Ejecutivo dio por hecho que Moratinos aprovechará la visita que prevé hacer el lunes a Washington para abordar la situación de Haidar, entre otros temas, y preguntado sobre si España pidió a EEUU que interviniera en este caso (la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, llamó ayer a su colega marroquí, Taieb Fassi Fihri) se limitó a señalar que Washington 'tiene una diplomacia muy sólida para saber cuándo y cómo tiene que hacerlo y a quién tiene que comunicarlo'. 

La vicepresidenta ha reiterado que el Gobierno está trabajando para que Haidar 'preserve su salud' y que intentan 'que abandone la decisión que ha adoptado, que es legítima pero que creemos que no es buena'. De la Vega confía en no tener que llegar a 'una situación límite'. Por ello, no ha descartado 'adoptar todas las medidas que la ley nos ofrece' para evitar que Haidar fallezca como consecuencia de la huelga de hambre que mantiene desde el pasado día 16 de noviembre. 

Por último, De la Vega incidió en que 'en la base de este asunto hay un conflicto estancado desde hace años' y reiteró la posición 'clara y nítida' del Gobierno a favor del 'derecho a la libre determinación del pueblo saharaui'. 'Siempre hemos trabajado para facilitar el acuerdo entre las partes', afirmó, recordando además que 'el 80% de la ayuda anual' en materia de cooperación que reciben los campamentos saharauis en Tinduf procede de España.