Público
Público

El Gobierno de Aznar aseguró que en Guantánamo se respetaban los Derechos Humanos

La ministra de Asuntos Exteriores en 2003, Ana Palacio, envió una carta al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, argumentando esta tesis 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Marzo de 2003. Corrían tiempos en los que para el Gobierno del PP de José María Aznar existían armas de destrucción masiva en Irak, las Azores era un buen lugar para reunirse con quienes apoyaban una invasión ilegal y el centro de detención de Guantánamo comenzaba a hacerse tristemente famoso.

En este contexto, la ministra de Asuntos Exteriores de Aznar, Ana Palacio, envió una carta al Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, en la que le aseguraba que en Guantánamo no se vulneraban los derechos humanos de los detenidos, según afirma la cadena Ser.

Palacio, quien respondía así al interés de Múgica por la situación del ciudadano español Hamed Abderramán Ahmed -detenido en la prisión estadounidense en Cuba-, explicaba que en las tres ocasiones en las que representantes de la Embajada de España habían visitado al reo le habían encontrado en perfecto estado físico y ánimo.

La por entonces ministra de Exteriores ponía como garantías la presencia de delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Tras un año de denuncias por parte de diferentes organizaciones internacionales, Ana Palacio, quien matizaba que el estatus jurídico de los detenidos era el de 'combatientes irregulares', argumentaba aunque no se les aplicaba el Convenio de Ginebra como prisioneros de guerra, se les estaba dando un trato similar.