Público
Público

El Gobierno baja el presupuesto del rey un 2% para 2014

Son 158.000 euros menos que en 2013, lo que deja el total en 7.775.040 millones. Es la cuarta bajada consecutiva de la partida destinada a la institución.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ha propuesto un recorte del 2% en el presupuesto de la Casa del Rey para 2014, lo que sitúa el montante total en 7.775.040 millones, 158.000 millones menos que para 2013 (7,93 millones). Es la cuarta bajada consecutiva de la partida destinada a la institución —que en 2010 comenzó su descenso con 8,9 millones— y que recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentado hoy en el Congreso de los Diputados por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. 

En 2011, el presupuesto de la Casa se recortó un 5,2%; en 2012, un 2%, y el año pasado un 4%. El año pasado fue el primer ejercicio en que el presupuesto de la Casa se situó en una cantidad inferior a la que venía recibiendo desde 2006, que superaba siempre los ocho millones de euros. Sin embargo, la asignación de los Presupuetos no es el único dinero que recieb la Casa del Rey: hay otros gastos que se imputan a otros departamento como son el mantenimiento de los palacios —corre a cargo de Patrimonio Nacional—; los viajes, gastos de seguridad, cuyo desglose aún no se conoce.  

La partida que cada año los PGE asignan a la Casa del Rey -el organismo que sirve de apoyo al monarca en todas aquellas funciones derivadas de su condición de jefe de Estado- tiene por fin servir al 'sostenimiento' de la Familia y la Casa del Rey y es el monarca el encargado de distribuir 'libremente' esta cantidad, según establece el artículo 65.1 de la Constitución. No obstante, en los PGE existen otras partidas que también contribuyen al mantenimiento de la institución pero que asumen diferentes departamentos ministeriales.

De la partida que recibe y distribuye el rey, Juan Carlos de Borbón calcula su sueldo tomando como base su declaración de la renta correspondiente a 1987, a la que aplica el aumento, descenso o congelación que establecen anualmente los PGE para las retribuciones de los altos cargos del sector público. En 2013, el jefe del Estado tuvo un sueldo de 292.752 euros brutos al año y el príncipe, exactamente la mitad, 146.375,50 euros.