Publicado: 04.07.2014 17:29 |Actualizado: 04.07.2014 17:29

El Gobierno balear crea un frente común para acabar con el 'mamading'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Govern balear ha indicado este viernes que la práctica de realizar concursos de felaciones -conocido como mamading- en algunos locales de Magaluf ofrecen una "imagen vejatoria de la mujer y de Baleares" y, por ello, ha anunciado la puesta en marcha de un "frente común" con Delegación de Gobierno y Ayuntamiento "para analizar esta situación, que es una vergüenza".

La reacción oficial se produce después de que el Instituto de la Mujer anunciase que dará traslado a la Fiscalía de las informaciones relativas a locales de Magaluf, en Mallorca, que ofrecen barra libre a las mujeres a cambio de felaciones, para que estudie si incurren en algún tipo delictivo.

Estos locales organizan concursos en los que las participantes deben hacer el máximo número de felaciones en el menor tiempo posible, premiando a algunas con barra libre de alcohol durante todas las vacaciones 

"Es una vergüenza intolerable para la mujer", dice la portavoz del Ejecutivo

Tras dar cuenta de los acuerdos del Consell de Govern, la portavoz del Ejecutivo balear, Núria Riera, ha asegurado que se adoptarán todas las medidas que sean necesarias para que esta práctica no se vuelva a repetir.

En este sentido, Riera ha avanzado que a nivel turístico se debe trabajar con los mercados emisores puesto que se trata de "un problema de educación" ya que hay personas que "viene con determinadas conductas o pautas educativas que hay que luchar contra ellas, también desde los mercados emisores".

Riera ha señalado que esta práctica supone una "vergüenza intolerable para la mujer" por lo que ha abogado por hacer este "frente común y convocar a todas las instituciones con competencia o que podamos actuar sobre estas situaciones".

Así, ha recordado que entre Govern, Delegación de Gobierno y Ayuntamiento tienen competencia en materia de seguridad, turismo, familia, regulación de actividad y control de inspecciones y del que lleven a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La imagen que se da de Baleares es una "barbaridad" y, por ello, ha advertido que el Ejecutivo será "tajante" para evitar que estas conductas se repitan y trabajará con los mercados emisores para que luchen contra algunas "pautas educativas".

En cuanto a qué medidas concretas adoptarán, Riera ha señalado que "todas las que sean posibles" porque "hay que poner coto y solución a estas situaciones. No sólo a nivel de competencias, también a nivel turístico con los mercados emisores, no se deben tolerar estas conductas".

Para este organismo adscrito al Ministerio de Sanidad, se trata de una práctica "vejatoria, denigrante y discriminatoria" y llama por ello tanto al sector de locales de ocio como al público de los mismos en general a rechazarlas y reprobarlas.

Asimismo, expresa su respaldo a cuantas actuaciones se impulsen desde la administración local y el Institut de la Dona de la Comunidad Autónoma de Baleares para impedir que los locales puedan llevar a cabo este tipo de promociones, que atentan gravemente contra la dignidad de las mujeres.